Zumby Pixel

El inolvidable Héctor Lechuga

Y los noventa años de edad del buen Héctor fueron motivo suficiente para que partiera al viaje del que no se ha de tornar.

Publicado 18 julio 2017 el 18 de Julio de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

¡Claro!, el tiempo no perdona a nadie y a nada, tarda, pero a todo termina en calidad de “Volando en el viento” (Blowing in the wind: de Bob Dylan. Canción icono de nuestro tiempo como lo fuera de millones de mexicanos el buen y muy profesional de Héctor Lechuga). Y los noventa años de edad del buen Héctor fueron motivo suficiente para que partiera al viaje del que no se ha de tornar.

ERA DE BUENA CEPA

Lo llamo inolvidable porque en eso se ha convertido ahora este gran actor quien fuera siempre risas y albures al por mayor. Lo conocí personalmente y me dio la impresión de ser un buen ser humano, aunque su anecdotario luego pueda decir lo contrario, como en aquella ocasión que se accidentara a finales de la década de los ochenta en Xola y División del Norte, en el entonces D. F. Y de acuerdo con los reportes médicos ¡Iba como caja de tráiler, hasta atrás!, según esto ¡De todo y sin medida! No dudo de que de tales sesiones sacara tanta inspiración y cosas con las que reímos hasta que nos llegó a doler el abdomen. Además, de que él y el Loco Valdez siempre los caracterizó la improvisación en el escenario, se salían de escrito y lo peor de todo es que les salía mejor la actuación.

ÉL, EL LOCO Y ALEJANDRO SUAREZ SE CONSAGRARON AHÍ

Una de las mejores presentaciones demostrando la excelencia de la improvisación y consecuente carcajada inmediata del “respetable”, es la presentación de “Ensalada de Locos”, cuando él, el Loco Valdés y Alejandro Suárez están “preparando” la ensalada y de pronto éste último le deja ir un huevazo en el mero ojo a Lechuga y éste ya no sabe qué hacer para salir corriendo. La cámara de T.V. inmortalizó este momento que cada vez que lo veo me carcajeo a más no poder.

ERA DE LO PEOR PARA ABAJO ¡MORDAZ A EXTREMO!

Fue un excelente crítico político, mordaz a cual más, incluso en tiempos en que esto era hasta peligroso. Recuerdo aquella obra de teatro “Adiós guayabera mía”, una crítica demoledora a Echeverría y a la folclórica de su esposa “La compañera María Esther”, según se decía después hasta el mismo Echeverría solicitó presentaran la obra en privado en “Los Pinos”. Como aquella también de “La Corrupción somos Todos”, dirigida a López Portillo, igual de acre y crítica. Recuerdo cuando sale Chucho Salinas de Hernán Cortés y Lechuga en trusa y con una pierna enyesada sale bailando la sandunga y cuando ve a “Hernán Cortés” grita: “¡Lolita Ayala”! No recuerdo quien la hace de La Malinche, pero ella se ve se le acerca a “Cortés”, quien luce un mosquetón y Lechuga grita desesperado: “¡¡¡Ten cuidado Malinche, que esos rifles se disparan solos!!!”.

ALBURERO CONTUMAZ

Como mil años antes, lo vi en “Las Sillas” del entonces “Fiesta Americana”, en Reforma, en la glorieta de Colón, en aquellos ayeres D. F. Lechuga la hace de la hija de Chucho Salinas, pero resulta la “hija” le dice al “papá” que está embarazada y Salinas todo disgusto le grita a la “hija”: “¡Eres la “vergogna” de la familia!”. Y Lechuga le replica: “¡No mames padre!”. Ahí mismo (era los tiempos de Echeverría) ellos arman un gabinete presidencial de puras mujeres, recuerdo al frente de la PGR pusieron a Doña Sara García, según esto para que dijeran ahí que tenían abuela. Y luego al final, Lechuga designa a Raphael de Director de Aduanas, a lo que Chucho Salinas replica que se trataba de un gabinete de puras mujeres, pero Lechuga aclara que es la excepción por aquello de “que había que darle la espalda al contrabando”.

SALIÓ DEL HOSPITAL CON VOZ DE DON FIDEL VELAZQUEZ

Luego del accidente narrado al principio, salió del hospital con voz de “Don Fidel Velázquez”, personaje del cual siempre hacía mofa Lechuga. Después vinieron los programas de “Cotorreando la noticia” y la de “Barriendo la noticia”, en ambas, aunque supuestamente era el del papel secundario, incuestionablemente era el que se llevaba las tablas y conducía al joven locutor. No se me olvida cuando en uno de estos entrevistan a la Doctora Maritza (personaje de Ensalada de Locos, en las “Hermanitas Mibanco”, en donde Lechuga era “Andrea” y el Loco “Maritza”, se volaron la barda con dicho personaje y entrevista, terminé con el abdomen adolorido de tanta risa.

SIN DUDA ALGUNA UN VERACRUZANO ILUSTRE

Lechuga fue orgullosamente veracruzano, oriundo de Orizaba, Veracruz. Hoy, físicamente se ha marchado, pero de todo el tiempo sin cuestión alguna vivirá entre nosotros recordando tantas carcajadas que nos provocó con sus visajes y excelente agilidad mental.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

- US -