Zumby Pixel

¡Aguas que nos inundamos!

Antes de entrar en materia ¿Saben ustedes de dónde viene la mexicanísima expresión "¡Aguas!", para denotar estado de alerta casi máxima? Del tiempo de la Colonia, cuando las ciudades carecían de drenaje o de la más esencial norma sanitaria para disponer de los desechos biológicos

Publicado 08 julio 2017 el 08 de Julio de 2017

por

Antes de entrar en materia ¿Saben ustedes de dónde viene la mexicanísima expresión “¡Aguas!”, para denotar estado de alerta casi máxima? Del tiempo de la Colonia, cuando las ciudades carecían de drenaje o de la más esencial norma sanitaria para disponer de los desechos biológicos y estos eran arrojados desde el interior de las casas a la calle, en la cual por la parte de en medio por lo regular corría un pequeño canal que hacía las veces de cañería y por donde se sacaba todo lo que pudiera llevar o contener agua. Y, como por lo regular toda aquella inmundicia había sido lavada de los bacines (bacinicas o porcelanas -en algún museo pueden ustedes encontrar todavía algún trabajo altamente artístico de estas “porcelanas”, en virtud de que eran hechas en porcelana fina-) el grito previo a arrojar toda aquella agua llena de inmundicias a la calle era: “¡Agua va!”. Lo cual le daba un tiempo perentorio a los transeúntes a ponerse a buen resguardo de un buen baño o mínimo una salpicada de productos humanos. Cabe hacer la anotación de que en las casas de dos pisos, las inmundicias eran arrojadas a la calle desde los balcones, no sin antes gritar la admonición de: “¡Agua va!”. Con el paso del tiempo todo se redujo a “¡Aguas!”, convertida tal palabra en expresión de alerta máxima.

TODO LO HICIERON Y HASTA SIN LA INFRAESTRUCTURA SANITARIA ADECUADA
Precisamente uso en el título de la “calumnia” la expresión “aguas”, para dar cierta ironía a toda la que ha caído en forma de lluvia en la ahora zona conurbada o metropolitana, dejándola en tal forma que nada podemos envidiar a Venecia ¿O no? Pero, entre otras cositas a mencionar, este tipo de problemas acuáticos que padecemos los sufridos jarochos con las lluvias, nada tiene que ver con el cambio climatológico, o, muy poco. Por lo regular se debe a toda esa gama de errores que se han venido sumando desde el tiempo de la colonia, y para ser más exactos, desde el inicio de la época post revolucionaria. Como por ejemplo, el relleno sistemático a que han sido sujetas las lagunas que en los siglos pasados se contaban por cientos y durante la última mitad del siglo XX se rellenaron casi todas, esos eran cuerpos reguladores de agua, pues al quedar ahora convertidos en sitios urbanizados ¿Para dónde jala el agua de lluvia excedente? O de plano, sitios bajos, como lo es el Floresta, en su momento las autoridades correspondientes permitieron ese desarrollo urbanístico no obstante sabían que sería mínimo una catástrofe anual para los que ahí fuesen habitar. Pues toda esa zona eran pantanos reguladores de agua lluvia, pero ¡El billete es el billete! Si mal no recuerdo la urbanización de ese sitio comenzó en los 70 del siglo anterior y ahí sigue la historia sin fin. Lo mismo sucedió con la que fuera la Nueva Era, a eso se debe las inundaciones periódicas de esos sitios. Ahí están los desarrollos urbanos en la zona norte del municipio, de hace tres o cuatro administraciones, con una frágil infraestructura sanitaria toda colapsada desde el principio.

Antes, salvo el zócalo y el parque Zamora, nada más se inundaba en Veracruz. Cuando llovía como ahora, también se inundaba lo que es el crucero de Cristóbal Colón y Lafragua. Y párenle de contar, pues además, antes las calles de Veracruz en su mayoría estaban empedradas con “chinos”, piedras de río y eso permitía que el suelo absorbiera buena cantidad de lluvia.

SU MAJESTAD ¡LA BASURA PLÁSTICA! CULPA COMPARTIDA Y GENERALIZADA
Y ¡Hoy por hoy! ¡Su majestad la basura y la irresponsabilidad ciudadana hacen el resto! Pues otrora ¡Que no se usaba el plástico como hoy que se aplica en TODO! El alcantarillado no se taponaba con basura, el agua lluvia fluía hacia las alcantarillas y se iba hacia el mar. El bulevar ¡Qué hoy se inunda tremendamente estando a escasos 3 metros de la playa! En mi niñez jamás lo vi inundado ¿Por qué se inunda ahora? Porque las alcantarillas a lo largo de la temporada de “secas” se van llenando de basura, sobre todo en las fiestas carnestolendas y en las temporadas altas de turismo, porque el bulevar se convierte entonces en un enorme basurero y esas alcantarillas cuyos desagües tienen apenas tres metros de largo, están taponados, ambos por una enorme cantidad de desechos plásticos, bolsas para raspados, popotes, vasos, bolsas de pan de barra, papel encerado de las hamburguesas, de los hot dogs, y mil etc. ¡Todo es arrojado a la calle! Y es imposible que haya un barrendero para cada ciudadano.

DE SEGUIR ASÍ, CON CAMBIO CLIMÁTICO O NO, SEGUIRAN LAS INUNDACIONES URBANAS

Por lo tanto y como somos tantos los habitantes y visitantes de ¡Toda la hoy zona metropolitana!, debe de haber una cooperación total entre autoridades y ciudadanía para evitar ¡La basura en la calle! De lo contrario, con o sin cambio climático, Veracruz se seguirá inundando pero cada vez peor si continuamos en la irresponsabilidad de ¡Me vale madre!

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

- US -