Zumby Pixel

Megaciudades: Tendencia mundial

En muchos lugares, hay una amenaza de paralización total. Más y más gente está regresando a las ciudades, o vivirá allí en el futuro.  

Publicado 11 julio 2017 el 11 de Julio de 2017

por

                       

En 2050, dos tercios de la población mundial en ellas

Dr. Armando Rojano Uscanga

Estiman que para el 2050, habrá más de seis mil millones de personas viviendo en megaciudades, el doble que ahora. Para entonces, el tráfico urbano se habrá triplicado y habrá un número creciente de problemas. Por eso, la demanda de conceptos de movilidad inteligente para el entorno urbano está aumentando rápidamente en todo el mundo. Las megaciudades están llenas y alcanzando su punto álgido.

En muchos lugares, hay una amenaza de paralización total. Más y más gente está regresando a las ciudades, o vivirá allí en el futuro.  Más y más personas en una cantidad limitada de espacio, también significará más tráfico y, por lo tanto, más contaminación, menos espacio verde, más ruido, y más tiempo perdido en el tráfico.  En términos de negocio, las ciudades inteligentes son también un área de crecimiento para el proveedor de tecnología y servicios. Tiempo perdido buscando un lugar para aparcar, ineficiente entrega de última milla, carreteras abarrotadas de coches privados – estos son, hoy en día, problemas comunes de movilidad en muchas grandes ciudades. En el futuro, ninguna megaciudad funcionará sin tráfico inteligente y un nuevo modelo de movilidad. Nos estamos alejando de un modelo de ciudad centrada en el coche, a una idea de movilidad inteligente y multimodal.

En la Bosch Mobility Experience que se celebra estos días en Boxberg (Alemania), Bosch está demostrando cómo está dando forma a la movilidad urbana y sus esfuerzos para ayudar a crear un entorno urbano libre de emisiones, estrés y accidentes están ligados a tres desarrollos tecnológicos: automatización, electrificación y conectividad. Para Bosch, el enfoque está en desplazarse de A a B sin estrés. Para lograr esto, incluso en una metrópolis desbordada, el transporte público, los coches privados, los coches compartidos y vehículos de reparto automatizados, así como otros medios de transporte -en resumen, todos los medios de transporte de la ciudad- tendrán que estar perfectamente conectados entre sí. Los servicios de movilidad multimodal que los usuarios pueden reservar con sólo unos pocos “clics” de ratón, jugarán un papel protagonista en reducir la congestión.

- US -