Zumby Pixel

La deuda pública mundial: 200 billones de dólares

Fueron 10.000 millones de dólares, con lo que su tenencia total asciende a 1,102 billones de dólares

Publicado 29 julio 2017 el 29 de Julio de 2017

por

China y Japón, grandes acreedores de Estados Unidos

Dr. Armando Rojano Uscanga

En mayo pasado China incrementó su tenencia de bonos del Tesoro de Estados Unidos por cuarto mes consecutivo. Fueron 10.000 millones de dólares, con lo que su tenencia total asciende a 1,102 billones de dólares, en tanto que las reservas internacionales de China aumentaron por quinto mes consecutivo en junio, lo que indica una menor presión por la fuga de capitales, según datos del Banco Popular de China, atribuyendo al estable flujo transfronterizo de capitales y a la relativa apreciación de los activos distintos al dólar estadounidense.

Por su parte, Japón, país que superó en octubre pasado a China como el mayor poseedor de bonos del Tesoro de Estados Unidos, elevó su tenencia en 4.400 millones de dólares, con lo que su tenencia total ascendió a 1,111 billones de dólares en mayo.

La enorme deuda pública mundial, que roza los 200 billones de dólares, paraliza el crecimiento de la economía. El endeudamiento de empresas, familias, banca y estados alcanza el 286% del PIB, con un fuerte crecimiento durante los siete años de crisis económica, que ha disparado la deuda global. El avance ha sido de más de 57 billones de dólares, hasta acercarse ahora a los 199 billones de dólares, un 286% del PIB mundial. Los niveles alcanzados suponen un grave obstáculo para el crecimiento, y las políticas monetarias expansivas no logran reducirla. Algunos expertos recomiendan hacer un uso controlado, negociado y racional de los impagos para aliviar la burbuja generada.

Hasta ahora toda deuda que se emite, se compra; todos los emisores honran fielmente los pagos de los cupones. Pero si el endeudamiento agregado crece más rápido que el propio PIB al que pretende estimular, o incluso absorbe todo el ahorro mundial e impide el crecimiento, sobre todo porque la deuda está completamente alojada en los países desarrollados y los emergentes, y solo despejándola lo hará también el horizonte del crecimiento mundial.

 

US - US -