Zumby Pixel

Padres de los 43 arriban a San Cristóbal de las Casas

Publicado 01 julio 2017 el 01 de Julio de 2017

por

El Dictamen/Agencias


Los padres de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl “Isidoro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero, arribaron hoy a esta localidad, como parte del recorrido de la Caravana Sur-Sureste, que realizan en exigencia de que sus hijos sean presentados con vida.

En San Cristóbal de las Casas, los padres de familia fueron recibidos por colonos, estudiantes y miembros de colectivos, en la parte final de la ruta de la caravana, que en días pasados visitó los estados de Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco.

En conferencia de prensa, Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de los jóvenes desaparecidos, dijo que “ha sido muy satisfactorio” haber conocido a personas que están interesadas, en encontrar a los jóvenes que fueron desaparecidos el 26 de septiembre del 2014.

Explicó que sí se cumplen con cuatro líneas de investigación, entonces “tenemos la seguridad de que nosotros estaríamos llegando a la verdad, castigando a los responsables y viviendo un México diferente”, ya que el gobierno criminal “se caería”.

Así, demandaron a la Procuraduría General de la República (PGR) realizar la investigación para castigar a los responsables de la desaparición de los 43 estudiantes y tener respuesta a la exigencia de justicia, “con el apoyo del mecanismo de seguridad de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, para que se tengan seguridad de que se va llevará una investigación verdadera.

Un padre de familia pidió investigar al ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, “para ir a fondo” de lo que ocurrió la noche del 26 de septiembre y madrugada del 27 de septiembre.

Dijo que el gobierno “sabe dónde llevaron a los jóvenes”, por lo que demandó que los regrese con vida.

Una madre de familia expuso que el gobierno no quiere investigar a “ningún militar y ningún policía”, porque ellos fueron los que se llevaron a los estudiantes para desaparecerlos y “ahora resulta que ellos no hicieron nada”.

Los policías de Iguala se llevaron a 18 al basurero de Cocula y 25 más fueron llevados rumbo a Huitzuco, explicó.

Entre las líneas de investigación que piden que ejecute la PGR son fincar responsabilidades a los militares, por su “participación directa” en los hechos de Iguala, ya que los sobrevivientes aseguran que fueron abordados por soldados quienes les pidieron sus nombres completos, porque si no lo hacían, entonces “nunca los iban a encontrar”.

Dos teléfonos de los 17 normalistas siguieron funcionando y desde el Campo Militar Número 1, en la Ciudad de México, fue enviado un mensaje y otro más desde el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Y por investigaciones de organismos independientes, se sabe que los estudiantes Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo, fueron asesinados con balas fabricadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En tanto que Julio César Mondragón Fontes, fue asesinado a golpes y desollado por policías.

Además, que se abunde en la investigación del supuesto traslado de droga en el camión que llevaban los estudiantes y que se ha dicho haría la ruta de Iguala, Guerrero a Chicago, mercancía que se ha dicho, pertenece a un individuo identificado como “El Patrón”.

“Para nosotros es bien importante que esta línea se lleve a cabo, porque de ahí se desprendería, quién es en realidad ´El Patrón´, porque él es el que daba las órdenes”, dijo un padre de familia.

Finalmente, el último punto, y que también la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha pedido, es el arraigo de los policías federales que participaron en el arresto de 25 de los jóvenes normalistas y que detuvieron frente al palacio de gobierno de Iguala.

Los agentes de la Policía Federal “no han sido detenidos, ni arraigados”, a pesar de que se les conoce con nombre y apellidos”, a cada uno de ellos, explicó el padre de familia.

- US -