Zumby Pixel

Extradición de Duarte, de 7 días a 8 meses

El más optimista de los vaticinios es el de la Procuraduría General de la República (PGR), que indica que el político estaría retornando a territorio mexicano esta misma semana o en la próxima y se basa en la posibilidad, todavía incierta, porque se definirá en una audiencia en esta capital y depende de que Duarte acepte ser extraditado.

Publicado 03 julio 2017 el 03 de Julio de 2017

por

CIUDAD DE GUATEMALA/El Dictamen/Agencias
Cada vez que los protagonistas judiciales y políticos del caso de extradición de Guatemala a México del mexicano Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, pronostican un día aproximado para que se logre su repatriación, ofrecen un contrastante abanico de fechas que oscila de una semana a ocho meses.

El más optimista de los vaticinios es el de la Procuraduría General de la República (PGR), que indica que el político estaría retornando a territorio mexicano esta misma semana o en la próxima y se basa en la posibilidad, todavía incierta, porque se definirá en una audiencia en esta capital y depende de que Duarte acepte ser extraditado.

Pero el abogado guatemalteco Carlos Velásquez, defensor de Duarte, advirtió que si el Tribunal Quinto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente aprueba en la audiencia de este martes que el ex gobernador sea extraditado, su cliente podrá rechazar ese fallo y primero apelar, luego presentar un recurso de amparo y después acudir a las vías de casación, por lo que el trámite se prolongaría por ocho meses.

El guatemalteco Juan Daniel Lemus, secretario del tribunal, aportó otro plazo: 45 días a partir de este martes, si esa instancia aprobara que sea entregado a México y Duarte rechazara ese veredicto y recurriera a las opciones que le concede la Ley Reguladora del Proceso de Extradición en Guatemala.

Si el tribunal determina que procede la extradición y Duarte admite el fallo y se allana a la extradición, el trámite de repatriación se acelerará. Pero si lo rechaza, el primer paso es apelar, en un plazo de tres días, y el caso pasará a la Sala Primera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal, Narcotráfico y Delitos contra el Medio Ambiente.

En este escenario, el equipo de defensa legal de Duarte se reunió con el político para preparar la audiencia. Las reuniones se realizaron en Matamoros, una cárcel que funciona en un centro militar capitalino y en que el ex gobernador permanece desde la madrugada del pasado 16 de abril. “Ya revisamos todas las pruebas”, explicó Velásquez, al referirse a la documentación que México entregó el pasado 7 de junio a Guatemala para sustentar la solicitud formal de extradición por los presuntos cargos de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Luego de esa revisión, “hoy generaremos los escenarios sobre los que se tomarán decisiones”. Tras ser detenido el pasado 15 de abril, Duarte, de 43 años, compareció ante el Tribunal Quinto y se negó a ser extraditado y, sin cerrar la puerta a esa opción, la condicionó a conocer primero la documentación de México en su contra por los delitos federales. El pasado martes, en un trámite paralelo de una petición de extradición de México por seis delitos estatales en Veracruz, Duarte aceptó ser extraditado aunque ese acto quedó diferido, porque depende del fallo de este martes.

- US -