Zumby Pixel

Unidos por la Erradicación del Trabajo Infantil

El doce de junio de cada año se tiene la oportunidad de fomentar y coordinar las iniciativas de los gobiernos, las patronales y sindicatos, la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros locales, como escuelas y ayuntamientos, en la lucha contra el trabajo infantil.

Publicado 13 julio 2017 el 13 de Julio de 2017

por

Unos ciento sesenta y ocho millones de niños son víctimas del trabajo infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el “Día mundial contra el trabajo infantil” en el año dos mil dos para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad. El doce de junio de cada año se tiene la oportunidad de fomentar y coordinar las iniciativas de los gobiernos, las patronales y sindicatos, la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros locales, como escuelas y ayuntamientos, en la lucha contra el trabajo infantil. En el mundo más de mil quinientos millones de personas viven en países afectados por conflictos, la violencia o la inestabilidad. Además, cada año, alrededor de doscientos millones de personas son víctimas de catástrofes naturales, un tercio de las cuales son niños. Una proporción importante de los ciento sesenta y ocho millones de niños víctimas del trabajo infantil viven en estas zonas. Por ese motivo este año se centra la atención en abordar el efecto de los conflictos y los desastres naturales en el trabajo infantil.

En general, estas situaciones extremas tienen un efecto devastador en la vida de las personas: mueren, resultan mutiladas y heridas, se ven obligadas a abandonar sus hogares, se destruyen sus medios de subsistencia, se les aboca a la pobreza y el hambre, y se violan sus derechos humanos. Los niños suelen ser víctimas, al destruir las escuelas y los servicios básicos. Los menores desplazados o refugiados en otros países son particularmente vulnerables a la trata y al trabajo infantil. Se hace necesario adoptar medidas urgentes para combatir el trabajo infantil en las zonas afectadas por los conflictos y los desastres. De hecho, la Meta siete del Objetivo de Desarrollo Sostenible número ocho tiene por objeto “asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, a más tardar en dos mil veinticinco, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”. Juntos debemos intensificar y acelerar los esfuerzos para erradicar esta práctica, incluso en las zonas afectadas por los conflictos y los desastres.

Lo anterior es la manifestación de la OIT, dependiente de la ONU con la intención de informar a los países miembros y en general respecto a la forma en cómo se debe de proteger a la infancia para efectos de no causarles daño alguno, principalmente en la utilización de la mano de obra de niños, con la finalidad de no interrumpirles su desarrollo como seres humanos y logren consolidar una formación educativa plena con la finalidad de que logren un desarrollo pleno como individuos y contribuir así al mejoramiento de las condiciones de vida de sus lugares de origen, con la finalidad de ir acabando con los abusos e injusticias que se llevan a cabo en contra de los infantes en prácticamente todo el orbe. Tal y como dice el manifiesto, todos los sectores de la sociedad deben intervenir en la difusión de los planes y estrategias a fin de hacerlos realidad en favor de los menores, a fin de que logren éstos mejores condiciones de vida al impedir su explotación laboral.

 

 

- US -