Zumby Pixel

Pongamos la Basura en su Lugar

Indiscutiblemente el título del presente espacio editorial corresponde a una campaña que sobre la debida disposición de la basura se llevara a cabo en el siglo pasado en una campaña de cobertura nacional...

Publicado 21 julio 2017 el 21 de Julio de 2017

por

Indiscutiblemente el título del presente espacio editorial corresponde a una campaña que sobre la debida disposición de la basura se llevara a cabo en el siglo pasado en una campaña de cobertura nacional, habiendo resultado tan exitosa que la frase ha quedado prácticamente en el acervo cultural popular con la cual se hacen hasta juegos de palabras para ironizar en ocasiones situaciones y aspectos generales del comportamiento de los integrantes de la misma población. Debiéndose a tal éxito que ahora apelamos a ella para realizar la recomendación de que todos, absolutamente todos los presentes en la zona metropolitana de Veracruz, tanto propios como los visitantes que nos favorecen con su presencia, debemos depositarla en su sitio, tal es toda esa gama de depósitos de basura que se encuentran estratégicamente distribuidos por las zonas públicas para tal efecto.

Se debe de evitar arrojar los detritus a la vía pública y mucho menos hacerlo desde los vehículos en movimiento, pues además de ser una manifestación de una muy mala cultura, aparte de causar con ello una fea imagen para la ciudad, ahora que estamos en temporada de lluvias, toda esa basura es arrastrada por el agua lluvia hacia el sistema de alcantarilla de la ciudad y finalmente viene provocando una catastrófica inundación urbana, que además de afectar a las viviendas circundantes o cercanas, también daña de manera muy considerable a los vehículos que por ahí transitan, que incluso llegan a quedar varados en auténticos lagunatos que se llegan a formar y dejan prácticamente para ser llevados con grúa al taller a dichos vehículos a ser reparados. Esto por la única razón de que se llegó a considerar inocuo el arrojar un papel, un vaso de plástico o alguna bolsa del mismo material “porque no creo esto dañe nada”, pero, consideramos que somos miles de habitantes ahora en la zona metropolitana, debiéndose agregar
a ello a los amables turistas que nos visitan. Por lo que si un buen número de ambos sectores considerando la inocuidad del hecho arrojan una pequeña bolsa, de ser una sola, sí, si sería inocuo, pero como van a ser sin duda alguna más de mil en determinado lugar, llegando la lluvia arrastrarán el material desechado a la entrada del alcantarillado y ahí entonces vamos a tener un tremendo problema a resolver y a ¡Padecerlo!

Por lo tanto, hagamos de la convivencia entre habitantes y amables visitantes toda una interacción por demás positiva como siempre ha venido siendo y aprovechemos los depósitos de basura para arrojarla a ellos y con esto nos ahorramos algunos dolores de cabeza evitando las inundaciones urbanas y el muy explicable daño que podríamos estar enfrentando en el caso de que nuestro vehículo fuera uno de los varados en medio de esos tremendos lagunatos que se llegan a materializar cuando la lluvia se encuentra en todo su apogeo.

Es por ello que debemos ahorrarnos malas eventualidades haciendo buen uso de la infraestructura que a la mano tenemos disponible para arrojar ahí la basura ¡En su lugar!

 

- US -