Zumby Pixel

Los Accidentes son Susceptibles de ser Evitados

Hace algunos años el IMSS llevó a cabo una campaña para la prevención de accidentes en donde se utilizó el eslogan de: "Los accidentes no nacen, se hacen"...

Publicado 28 julio 2017 el 28 de Julio de 2017

por

Hace algunos años el IMSS llevó a cabo una campaña para la prevención de accidentes en donde se utilizó el eslogan de: “Los accidentes no nacen, se hacen”, como también otro que decía: “Después de un accidente ya nada es igual”, y se mostraba una flor con tallo roto pero pegado con una cinta adhesiva. Sin duda alguna estas campañas fueron muy oportunas y por demás eficaces, no sólo porque sus mensajes permanecen todavía en la mente de una gran parte de la población que los observó, sino que además, ayudó a la prevención de los accidentes.

Y efectivamente, los accidentes incuestionablemente suceden por falta de prevención, en virtud de que cuando se desarrollan actividades varias no se toman las medidas de prevención necesarias y desafortunadamente en muchas de las ocasiones los daños y lesiones son bastante severos y en otras hasta fatales. En casa, por ejemplo, el sitio en donde más se generan accidentes es en la cocina y en donde también se ven afectados los infantes, en función a que los adultos no toman las medidas requeridas para impedir el acceso de estos últimos a dicho lugar, como también, les puede suceder a los adultos que estando preparando los alimentos se descuidan y dejan en ocasiones mal colocados los utensilios utilizados en la cocción de los alimentos, resultando de esta acción los accidentes en contra de las mismas personas realizando la actividad o de otros que ingresan a la cocina y no se percatan del peligro, por no ubicar los utensilios calientes o con contenido con aun muy altas temperaturas.

En lo que respecta a los sitios de labores, incuestionablemente siempre son los descuidos la ocasión del desarrollo de accidentes, comenzando desde aquellos obreros que aun poseyendo las herramientas o accesorios de protección necesaria no los usan o no los usan bien. Podría citarse por ejemplo el casco de seguridad, sobre todo en zonas de los sitios de labor en donde incluso se exhiben avisos del uno obligatorio de este accesorio, pues es notable ver el buen número de trabajadores, incluso aquellos que deberían ser el ejemplo, como son los ejecutivos, andar en estos lugares sin este indispensable objeto de seguridad, expuestos a resultar seriamente heridos llegado el caso de que algo pudiera golpearles en la cabeza. Y ni se diga luego de los otros accesorios como sería botas especiales para evitar daños en los pies o los aditamentos que deben usarse en caso, como por ejemplo, aquellos dedicados a actividades de soldadura, no obstante cuentan con viseras especiales para poder soldar con ambas manos, prefieren sacar de la careta el vidrio especial para evitar daños en los ojos y con una mano sostener el cristal y con la otra soldar, cuando que con ésto están disminuyendo el enorme porcentaje la protección de los ojos.

Ejemplos de negligencia se podrían mencionar hasta el infinito, pero, lo importante es señalar la importancia de la prevención, sobre todo para evitar el suceso de accidentes que dejan luego secuelas permanentes e incapacitantes, así como también resultan de consecuencias fatales.

 

- US -