Zumby Pixel

Hoy se Conmemora el CCXVII Aniversario de la Toma de la Bastilla

La Toma de la Bastilla se produjo en París, Francia, el martes catorce de julio de mil setecientos ochenta y nueve. No obstante la fortaleza medieval conocida como la Bastilla sólo albergaba a siete prisioneros, su caída en manos de los pobladores de París...

Publicado 14 julio 2017 el 14 de Julio de 2017

por

La Toma de la Bastilla se produjo en París, Francia, el martes catorce de julio de mil setecientos ochenta y nueve. No obstante la fortaleza medieval conocida como la Bastilla sólo albergaba a siete prisioneros, su caída en manos de los pobladores de París, encabezados por los revolucionarios supuso simbólicamente el fin de la monarquía o Antiguo Régimen y el punto de partida para todos los cambios sociales que se llevaron a cabo en el mundo a favor del régimen republicano y este movimiento es considerado como uno de los de mayor trascendencia, sobre todo en el mundo occidental porque es el parteaguas para profundos cambios de carácter social en favor de las masas, el fin de las clases privilegiadas y la igualdad del ser humano ante el Derecho y una transformación radical a favor de las mayorías a fin de crear un sistema político republicano, el cual terminó en un régimen democrático que vino a transformar las instituciones políticas del mundo, pues fue el inicio también del cambio del colonialismo a los Estados independientes, sobre todo en el continente Americano. Incluso, las demás monarquías en Europa vieron que venían tiempos de cambios y se fueron adaptando a los mismos a fin de no desaparecer y han terminado en las llamadas monarquías constitucionales, que devinieron meramente en sistemas prácticamente decorativos, pues la fuerza se encuentra entre el pueblo, ejercida a través del sufragio.

Hoy, que el mundo sin duda alguna está tan necesitado de cambios de carácter social, como en su momento lo fuera cuando surgió el movimiento revolucionario francés del siglo XVIII, pareciera que ante el surgimiento de nuevos líderes en Europa, será el Viejo Continente el que encabezará los cambios que el mundo necesita de manera urgente a fin de paliar la enorme miseria, que no pobreza, que viene carcomiendo al mundo entero y amenaza terriblemente con tornarse en un auténtico polvorín.

Por lo que, al conmemorarse hoy el CCXVII aniversario de aquel épico movimiento social llamado con toda justicia y así conocido en la Historia Universal como “Revolución Francesa”, los actuales líderes europeos deben de estar a la altura de las circunstancias, sobre todo Alemania y Francia, para encabezar esa revolución que debe ser pacífica, pero efectiva a favor de los países pobres, expulsores solamente de mano de obra casi esclava, antes de que el polvorín se torne de municiones y explote.

Urge un cambio que le dé oportunidad a las naciones pobres a rehacer sus sistemas políticos y económicos para favorecer a las mayorías en sus territorios, que ese fue y es el espíritu de la Revolución Francesa, pues de lo contrario el mundo entero podría estar experimentando casi en un futuro nada lejano una confrontación en la que sin duda alguna no habrá ningún ganador, sino los sobrevivientes de tal caos serían incuestionablemente todos perdedores.

No olvidemos que el movimiento revolucionario francés, que combatió la desigualdad de clases y finalizó lamentablemente de manera trágica con el sistema monárquico francés dio lugar a la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, siendo además su lema a partir de mayo de mil setecientos noventa y uno: “Libertad, Igualdad, Fraternidad. En francés: “Liberté, égalité, fraternité”. Incuestionablemente características estas de las que está urgida la mayoría de los seres humanos en el presente.

 

- US -