Zumby Pixel

El avance inexorable de la depresión

Sin duda alguna las presiones de la vida moderna, así como los nuevos hábitos de adquisición de bienes materiales y los retos que también impone la rapidez de obtención de información como ahora exigen los adelantos electrónicos en materia de comunicación

Publicado Hace 11 horas el 12 de Julio de 2017

por

Sin duda alguna las presiones de la vida moderna, así como los nuevos hábitos de adquisición de bienes materiales y los retos que también impone la rapidez de obtención de información como ahora exigen los adelantos electrónicos en materia de comunicación, ésto ha dado a las nuevas generaciones en el mundo entero una muy amplia gama de motivos para estar siempre en condiciones de ansiedad. Hoy pareciera el mundo debe de estar al día en todo, tener conocimiento de todo, lo que ha dado pauta a un sistema de vida sustentado en una competencia ya casi incomprensible en las áreas del saber y quehacer humano, lanzando prácticamente a la población a situaciones anímicas que están dando como resultado un avance ya muy preocupante entre la población mundial de la ahora ya conocida en calidad de enfermedad de la depresión.

Antaño se le conocía como nostalgia y en algunos casos como añoranza y con determinados cuidados sacaban adelante a quien llegaba a padecer estos estados de ánimo que no se consideraba incluso como enfermedad. Pero en el presente, con la competencia prevaleciente en todos los ámbitos del quehacer humano, se tienen ya calificada y bien reconocida a la depresión como una enfermedad, así como todos los estragos e incapacidad de que es ocasión en los que la padecen.

Es muy importante detectar el inicio de la depresión a fin de acudir con un profesional, como sería un psicólogo o un analista, ésto con la finalidad de encontrar el origen de la enfermedad y poder combatirla desde su inicio, buscándose en todo momento el restablecimiento del estado de ánimo del paciente. Esto en virtud de que por lo regular no se presta mucha, luego la atención debida a la sintomatología de la depresión y ésta no cesa por sí misma, se necesita la intervención de los profesionales en la materia, pues de lo contrario continúa agudizándose hasta que el paciente llega a condiciones tales de incapacidad o desesperación, que se ven orillados incluso hasta el suicidio.

Pero, como toda enfermedad, siempre es mejor tratarla desde la primera sintomatología pues de lo contrario entre más agudizada se hace todavía más difícil y prolongado el tratamiento.

Como decimos al principio de este espacio editorial, se ha incrementado más la incidencia de esta enfermedad en el presente en función a las exigencias de la vida moderna, por lo que no obstante todos estamos sujetos a enfrentar algún cuadro depresivo, son los jóvenes entre los que más se están presentado estos y ni se diga entre los adolescentes. Por lo que se debe tener bastante cuidado por parte de los adultos el estarlos observando y en cuanto se vea el primer cambio en la conducta cotidiana de los menores, se les debe canalizar con el personal calificado a fin de evitar todo tipo de complicación con la depresión.

Y esta tan incapacitante y dolorosa, que se puede llegar a un estado tal de cosas que las víctimas prefieren encontrar soluciones extremas a seguir aguantando el infierno que en vida experimentan.

 

- US -