Zumby Pixel

Virus de Coxsackie no complica salud en niños

Publicado 09 julio 2017 el 09 de Julio de 2017

por and

Dr. Manuel Castelán Fernández

Es común aumento de casos en menores de 5 años durante primavera y verano

No hay medicamento y puede confundirse con varicela e infección en garganta

Flor de Jesús Meza Cano / El Dictamen/Veracruz. El virus de Coxsackie, que proviene del nombre de un pueblo del estado de Nueva York, es extremadamente común, sobre todo en la temporada de primavera y verano, donde se registra un aumento en los casos que afectan a menores de cinco años de edad.

Entrevistado por EL DICTAMEN, el infectólogo pediatra, Manuel Castelán Fernández, dijo que el virus Coxsackie, también conocido como la enfermedad de mano-pie-boca, tiene una duración de cinco a siete días y no provoca complicaciones en la salud de los niños.

“Es un virus que siempre ha existido, pero como ha crecido la población infantil y ha aumentado el número de guarderías, eso ha hecho que se propague aún más, porque es un virus que afecta a niños menores de cinco años, esta enfermedad no tiene tratamiento y se contrae a través de las heces fecales y las vías respiratorias en la fase aguda de la enfermedad, todos los virus tienen una etapa estacional, en invierno aumenta la influenza, en verano incrementan las diarreas y primavera-verano el famoso Coxsackie y así sucesivamente, el dengue en época de lluvias y eso hace que se infecten personas, no tenemos estadísticas porque no llegan a internarse, son pacientes de consulta externa, como no existe una cura, no tiene caso invertir como en una vacuna de VIH”, comentó.

Explicó que en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz (HRAEV), se han atendido a niños que se han infectado del virus Coxsackie, cuyos sintomas se suelen confundir con la varicela o la infección en garganta.

Por ser un virus el trasmisor no hay medicamento, pero es recomendable llevar al paciente al médico para que se le haga un diagnóstico y le prescriban indicaciones para disminuir los síntomas.

Detalló que muchas gripes indeterminadas son causadas por alguna cepa de Coxsackie. Los síntomas son fiebre moderada, picazón (dolorosa) en la garganta, pérdida del apetito y a veces conjuntivitis.

Ante el brote de casos del síndrome “mano-pie-boca” o enfermedad de Coxsackie en México, Castelán Fernández, exhortó a las madres de familia a no temer por la enfermedad, pero sí aplicar las medidas preventivas para evitar contagios en la población infantil, sobre todo en las guarderías.

Existen diversos virus de Coxsackie, pero son los tipos: A16, A2, A5 y A9 los que ocasionan los síntomas de las ampollas en boca, manos y pies, fiebre, dolor abdominal y malestar general.

Recomendó una adecuada higiene de manos, boca y preparación de alimentos, sobre todo en el lavado de manos para cortar la transmisión del virus.

ALARMA EN MÉXICO POR VIRUS COXSACKIE; SIRVE COMO FACTOR DISTRACTOR

A pesar de que la Secretaría de Salud Pública (SSa) federal, informó que no hay alerta epidemiológica, ya que el virus de Coxsackie, siempre está presente en el ambiente, sobre todo en verano y otoño, además de que no deja ninguna secuela, los casos han causado una alarma en México, sobre todo en las entidades donde surgieron los primeros reportes, como en hospitales públicos de Tlaxcala y Estado de México, con 100 y 40 casos respectivamente; mientras que en Oaxaca hubo 123 casos; en Hidalgo 61; en Querétaro 20; en Torreón Coahuila y Zacatecas, 10 en cada caso, y en Tamaulipas, cinco.

El infectólogo pediatra, Manuel Castelán Fernández, aseguró que se trata de un virus común que siempre ha existido y se ha puesto de moda, como un factor distractor.

“El asombro es para distraer la atención de como está el país, le pones una enfermedad así que si sirve como un factor distractor, no se porque es noticia a nivel nacional, no sólo en Veracruz”, comentó.

SINTOMAS

La enfermedad está comúnmente relacionada con marcas en la piel, fiebre alta, malestar general y dolor de garganta; aunque es de muy fácil contagio, con el tratamiento adecuado no deja secuelas.

El pico máximo de contagio se presenta a los dos años de edad y se transmite en lugares donde la convivencia es muy cercana, como en las guarderías y preescolares, por lo que la SSa recomienda detectar oportunamente los casos de Coxsackie y dar aviso a estos lugares para evitar la propagación.

El virus se puede propagar incluso cuando no hay sintomatología, por medio de las heces fecales, con el cambio de pañales y por las secreciones respiratorias.

RECOMENDACIONES

Medidas básicas como el lavado de manos.

Utilizar cubiertos individuales.

Evitar saludar de beso.

Estornudar tapando la boca con el antecodo

TRATAMIENTO

Consiste en administrar medicamentos para controlar la fiebre y el dolor, para las lesiones se pueden usar sustancias como el polvo coloide.

Se recomienda alimentar al menor con líquidos fríos y lácteos, así como evitar la ingesta de jugos que le provoquen dolor.

- US -