Zumby Pixel

¿Cómo identificar un medicamento falso?

Publicado 08 junio 2017 el 08 de Junio de 2017

por

Agencias/El Dictamen

El consumo de medicina falsificada deriva en graves peligros para la salud, por su potencialidad tóxica o por la ineficacia de los fármacos.

La Organización Mundial de la Salud ha detectado que uno de cada 10 medicamentos que se venden a nivel mundial es falso, esta cifra puede alcanzar hasta siete de cada 10 en algunos países.

Además, la OMS alerta de la venta de fármacos a través de páginas web que ocultan su dirección física y comercializan medicinas falsas.

La mayoría de los países afectados están en Asia, África y América Latina, donde los controles del canal de distribución se evaden con más facilidad y los medicamentos falsificados pueden representar hasta 30% del mercado. En el último reporte de la OMS se reveló que en México 4% del total de medicamentos que se venden, son falsos.

El principal motivo del mercado en cuestión es la gran cantidad de dinero que genera, pues se calculan ganancias de hasta 150 millones de dólares a nivel global.

En el país, autoridades como la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría General de la República (PGR), han implementado una serie de mecanismos para combatir el mercado ilegal y asegurar cargamentos.

Aunado a esto, se han liberado un gran número de medicamentos genéricos, que se venden 61% más baratos en farmacias y atienden 70% de las enfermedades con mayor índice de mortalidad.

A fin de evitar que los mexicanos compren medicina falsificada, la Cofepris ha dado a conocer una serie de características con las que deben contar los medicamentos originales, por ejemplo, la caja de un fármaco original debe tener el número de lote, fecha de caducidad y registro sanitario, datos que deben ser indelebles.

Los paquetes tienen que estar cerrados con un sello de seguridad que ostenta el mismo nombre y marca del medicamento que se va a compra y la tipografía del nombre y marca del producto no debe ser indistinta.

El organismo sanitario aconseja comprar medicinas sólo en farmacias que ya sean de confianza por los usuarios o que sean reconocidas y no en la vía pública, pues se ha detectado la venta de pastillas apócrifas o caducas.

Exhorta a la sociedad para que antes de comprar un medicamento pida a los encargados de las farmacias que dejen ver los empaques y revisar que la fecha de caducidad no esté vencida. Ante cualquier irregularidad que el usuario detecte en la venta de medicamentos o insumos para la salud, la Cofepris pide que se realice una denuncia.

Los medicamentos falsificados aparecen en botes o botellas sin las especificaciones que por ley deben tener y con información incompleta, en muchas ocasiones, el producto “pirata” se vende suelto o a granel en bolsas de plástico.

La legislación mexicana establece que todos los productos farmacéuticos que se comercialicen en el país deben estar etiquetados en idioma español, por lo que aquellos que vengan en otro idioma, pueden ser falsos. Otro punto para identificar medicina apócrifa es el precio, las rebajas excesivas en medicamentos de patente no son de fiar.

US - US -