Zumby Pixel

Dos muertos y cientos de intoxicados por comida en mal estado en campo de refugiados en Irak

El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Joel Millman explicó en la rueda de prensa bisemanal de la ONU en Ginebra que se han visto afectados 752 iraquíes desplazados y que 312 han tenido que ser hospitalizados.

Publicado 13 junio 2017 el 13 de Junio de 2017

por

Ginebra, Agencias/ El Dictamen

Al menos un niño y una mujer han fallecido y más de 300 iraquíes han tenido que ser hospitalizados, tras ingerir comida en mal estado en un campo para desplazados cerca de Mosul, informó hoy la ONU.

El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Joel Millman explicó en la rueda de prensa bisemanal de la ONU en Ginebra que se han visto afectados 752 iraquíes desplazados y que 312 han tenido que ser hospitalizados.

“Fallecieron un niño y una mujer adulta”, indicó la fuente y añadió que, según sus datos, una subcontrata -un restaurante local- llevó la comida al campo por la tarde para romper el ayuno del Ramadán.

La comida llevaba arroz, pollo y soba, además de yogur, señaló, y fue una ONG con base en Catar la que contrató a ese restaurante local para que suministrara el menú para la noche.

“Se está investigando dónde comenzó la contaminación, si entre la llegada y el reparto o en otro momento”, dijo Millman.

Su homólogo en la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Andrej Mahecic, puntualizó que en total se vieron afectadas 800 personas y en torno a 200 fueron hospitalizadas.

“Las autoridades policiales llevan a cabo una investigación. Estamos extremadamente preocupados por este caso”, declaró Mahecic, quien calificó de “tráfico” lo ocurrido a personas que ya han sufrido tanto.

El campo Hassan Sham U2 acoge a unos 6.300 iraquíes desplazados de Mosul a raíz de las ofensivas militares iniciadas en octubre y en febrero para liberar primero la zona y después la ciudad del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Mahecic detalló que se ha trabajado durante toda la noche para coordinar la respuesta a la intoxicación junto con otras agencias y las autoridades de la región del Kurdistán iraquí y de Bagdad “para asegurar que los enfermos sean rápidamente atendidos y los que estaban en estado grave trasladados a hospitales cercanos”.

Se ha distribuido más agua en el campo y se ha pedido ayuda a más agencias del sector de la salud, manifestó el portavoz de ACNUR.

“Estamos esperando el resultado de la investigación policial para comprender qué pasó exactamente y aprender la lección de este trágico incidente, que obliga sobre todo a reforzar los protocolos de salud pública en todas las agencias para evitar que esto vuelva a ocurrir en el futuro”, resaltó.

- US -