Zumby Pixel

Detectan 800 mil mexicanos con problema de demencia

Ante la tendencia de crecimiento acelerado en materia de afectaciones mentales, diverso grado de demencia; el médico internista Isidoro Hoyos Calleja recomienda a las autoridades sanitarias mejor atención del problema a quienes manifiesten irregularidades a partir de los cincuenta años.

Publicado 20 junio 2017 el 20 de Junio de 2017

por

El 25 % de población de 85 años de edad presentan manifestaciones del problema
Envejece el pueblo mexicano, en el 2030, existirá mayor número de personas de 50 años en adelante

Mario Vázquez Sandoval / El Dictamen

Ante la tendencia de crecimiento acelerado en materia de afectaciones mentales, diverso grado de demencia; el médico internista Isidoro Hoyos Calleja recomienda a las autoridades sanitarias mejor atención del problema a quienes manifiesten irregularidades a partir de los cincuenta años. En este momento, nuestro país registra ochocientos mil casos con trastornos de esta naturaleza; por lo tanto, urge la instrumentación de políticas públicas para atenuar el impacto extremo de pacientes de alzheimer.

En el análisis de la pirámide poblacional de México observamos dinámica orientada hacia la realidad prevaleciente en Europa con predominio de gente mayor sobre los jóvenes. Con información actualizada del INEGI, el informante establece el panorama vislumbrado de aquí al año 2030, con mayoría de personas de cincuenta años en adelante, lo cual complicaría esquemas de atención en instituciones públicas, por tratarse de males neurodegenerativos. Ningún presupuesto alcanzaría frente a esa tasa de pasivos.

AUMENTO DE EXPECTATIVA DE VIDA
Es cierto, reconoció Hoyos Calleja, las cifras alarman por el número; pero responden también a la expectativa de vida, hoy extendida a los setenta y cinco años de edad, mayor población, proporcional el número de enfermos, lo cual obliga a mejorar el nivel de atención preventiva. En el momento de presentarse el deterioro cognitivo leve o mediano debemos aplicar el tratamiento, efectivo en el retraso de manifestaciones que suelen llegar a la pérdida de autonomía de las personas, como ir al baño o satisfacción de otras necesidades básicas.

La prevención aparece como la llave “mágica” en el tema de la salud, en el caso de demencia, aunque tiene origen multifactorial, el galeno porteño recomienda acciones fundamentales; primero, control de la hipertensión arterial, diabetes y tabaquismo, aquí radican los agentes que favorecen el desarrollo de la enfermedad de la mente. Sin restar importancia al aspecto genético, combinado con la influencia del ambiente. La práctica de exámenes de laboratorio, registros de lípidos, reporta excelentes resultados, proporciona avances sobre condiciones de vasos sanguíneos, envejecimiento de neuronas, reflejo de cambios más tempranos.

Existen diferencias entre un individuo y otro, conocemos manifestaciones de la genética con mucho, poco y ausencia de pelo, lo mismo sucede con tejido cerebral en envejecimiento; pero con buen manejo a través de hábitos de alimentación, propios de una vida sana, retrasan daños en riñones, corazón. Además del ejercicio moderado cotidiano, más allá de “vez en cuando”, favorece la expansión de los lóbulos temporales, localización del hipocampo, transformador de neuronas.

Por supuesto, dijo, también se presenta demencia de clasificación mixta, donde incluyen pacientes jóvenes, a los 40, 50 años de edad. Corresponden a franco patrón genético. En México, existe entre el 5 y el 7 % de la población explorada. La constante establece referencias de los 65 años en adelante, a partir de aquí, llegan a los 85 años y el 25 % están afectados.

- US -