Zumby Pixel

Cinéfilos

Iba con toda la intención de no aceptar nada de esta tercera entrega, la cual consideraba innecesaria debido a que la primera de 2006 me gustó a secas y la segunda de 2011 no fue de mi agrado; pero resultó totalmente lo contrario

Publicado 25 junio 2017 el 25 de Junio de 2017

por

Por: Mario E. Durán

CARS 3
Iba con toda la intención de no aceptar nada de esta tercera entrega, la cual consideraba innecesaria debido a que la primera de 2006 me gustó a secas y la segunda de 2011 no fue de mi agrado; pero resultó totalmente lo contrario, ya que además de hacernos volver a los orígenes, trae un nuevo personaje que fue el talón de Aquiles para hacerla especial, la entrenadora hispana Cruz Ramírez, quien se suma a la aventura de aceptación de Rayo McQueen, ese auto engreído a quien solamente le importaba ganar, siendo el nuevo vehículo el responsable de hacerlo entrar en razón ahora que cuenta con más años y que de alguna manera debe comenzar a pensar en su futuro, aunque no lo quiera entender.

En “Cars 3” McQueen sigue siendo el mejor coche de carreras del mundo, pero ahora que es uno de los más veteranos del circuito, debe demostrar a todo el mundo que aún puede ganar una gran carrera y que no necesita jubilarse, algo a lo que insistentemente la prensa lo está obligando. En esta ocasión, tendrá que enfrentarse a una nueva generación de corredores más jóvenes, potentes y veloces, que amenaza con cambiar el deporte de su vida. Entre ellos está el competitivo Jackson Storm, que no se lo pondrá nada fácil ya que se está convirtiendo a pasos agigantados en la nueva estrella. La ley del joven que remplaza al viejo es parte de la vida de todos, principalmente en los humanos, y la mancuerna de Disney y Pixar siempre nos ha brindado historias realistas que van más allá de los clásicos cuentos de hadas, algo que quedó evidenciado desde “Intensa-mente” la cual fue un golpe lleno de enseñanza para adultos y niños, y aquí, lejos del sorpresivo trailer que de inicio impactó a las audiencias al ver a Rayo estrellarse y quedar destruido, una escena para algunos muy fuerte, fue lo que inundó de comentarios negativos en contra de la cinta, en donde lejos de la impactante escena que finalmente vemos en pantalla, la cual estremece, es muy cierto que era un algo que esta franquicia necesitaba para tomar su rumbo y hacerla la mejor de las tres, al estar llena de momentos de risa noble, personajes entrañables, nostalgia, excelentes efectos visuales y un final adecuado para su protagonista, quien logra entender el significado de la palabra humildad, acepta su realidad y brinda oportunidad a quien desde siempre pudo brillar, pero que su alrededor se lo impedía por envidias, aquí, de género.

Lo elemental en esta aventura de McQueen es que incluye a sus entrañables amigos de siempre de Radiator Springs, la grúa Mate, con la voz inconfundible de un encantador César Bono, su novia Sally y el dueño del taller de coches Ramone, lo que hace de este trabajo dirigido por Brian Fee, debutante en la dirección después de trabajar en el departamento de arte para películas como WALL·E y Ratatouille, sea de aceptación para el público que sale con un buen sabor de boca, lo cual se comienza a sentir desde el tradicional cortometraje que se presenta al inicio de la cinta titulado “Lou” mismo que es perfecto para la temporada actual en la que el Bullying escolar ha tomado lamentablemente demasiada fuerza, buscando crear conciencia en todos.

GUARDIANES DE LA BAHÍA
Han sido demasiadas las críticas en contra sobre esta película, desde antes de su arribo a las salas, y creo jamás terminaré de leerlas, y es que si bien en EU ya fue considerada como uno de los grandes fracasos del año, al grado que piden se evite, es un algo que inconscientemente ya todos sabíamos, ya que de por sí la serie en la que se encuentra basada tampoco se libró de las críticas en su momento, pero lo curioso es que tenía una gran cantidad de fans y eso fue lo que llevó a la producción de una cinta para cine, misma que esta semana se estrenó en nuestro país.

“Baywatch: Guardianes de la Bahía” sigue las aventuras del devoto salvavidas Mitch Buchannon (Dwayne Johnson) mientras resuelve sus conflictos con un descarado nuevo recluta (Zac Efron), el cual es uno de los tres nuevos elementos que se busca sumar al gran equipo que ha logrado salvar las vidas de muchos. Juntos, a la par de su labor, descubrirán una trama criminal local que amenaza el futuro de la bahía ante la venta de droga.

Me voy a olvidar de todo lo leído, y es que el principal problema de esta cinta es su doblaje tropicalizado al español, el cual por completo despedaza los diálogos que si bien son simplones y sin sentido, las palabras típicas de los mexicanos se escuchan muy forzadas dentro de la trama, que a bien es una copia de varias fórmulas muy gastadas sin un pie a seguir, en donde no podemos encasillarla en una comedia, aventura o acción, ya que tiene de todo pero distribuido en forma incorrecta, donde además se recurrió a caer en lo que lamentablemente Hollywood está haciendo mucho, la comedia en doble sentido con escenas grotescas y subidas de tono (aquí en explícito vemos el miembro de un hombre muerto), lo cual lejos de sacar la risa burlona del público, da pena ajena.

El director Seth Gordon creo debería sentir vergüenza por esta cinta que pese a contar con actores de moda, integrados por Dwayne Johnson y Zac Efron, quien ya está demasiado expuesto en este tipo de papeles torpes; se suman también Alexandra Daddario, Priyanka Chopra, Kelly Rohrbach, entre otros, donde ninguno tiene química y se ven incómodos con su papel, haciéndonos entender que fueron contratados por sus caras bonitas y sus cuerpos; vaya, hasta las apariciones de las leyendas de esta serie televisiva, David Hasselhoff y Pamela Anderson, donde él solamente causa lástima y ella ni habla haciendo solamente un “cámara lenta”, se sienten tan insípidas como la propia participación de Belinda, quien por el estilo de papel, le quedó a la perfección por la imagen que siempre se ha empeñado en mostrar de boba, superficial y torpe, aun cuando soy de los que considera que la niña si tiene talento. La calidad de filmación de la cinta es buena, con explosiones y peleas, pero las fallas de edición y secuencias, el mal guión y lo débil de su villana, termina por convertirla en una película meramente palomera, que por sorpresivo que parezca, en nuestro país luego son muy bien recibidas, pero es mejor considerarla como una sátira.

NO TOQUES DOS VECES
No me quiero extender mucho. Llega una nueva película de terror de la que al ver su póster puede llamarnos la atención, pero lamentablemente es otra más de la lista qué pasa sin pena ni gloria. “No toques dos veces”, exportada del Reino Unido, está dirigida por Caradog W. James y su reparto está conformado por Katee Sackhoff, Javier Botet, Nick Moran, Lucy Boynton, Pooneh Hajimohammadi, Callum Griffiths, Richard Mylan y Gabriel Trimble, todos en personajes simples. La historia gira en torno a una madre que, llena de culpa, pretende recuperar el contacto con su hija, una intención que la llevará a enfrentarse a la terrible verdad que se esconde tras la leyenda urbana de una bruja vengativa. La cinta inicia bien, nos va presentando la historia y esta se nos va haciendo atractiva, a eso le sumamos algunas secuencias de suspenso que asustan y nos hacen cerrar los ojos; pero llegamos a la mitad de la película y esta cae, comenzamos a ir atando los cabos de lo que está ocurriendo y esto no es creíble, llegando a un final sin ningún aporte al género, no entendiendo de fondo el verdadero origen del mal que ataca a una madre y su hija, de quienes el amor podrá hacerlas salir bien libradas de lo que prometía ser un trabajo con mejor resultado.

* Recuerda que puedes encontrar más en la Fanpage CinefilosMD en Facebook.

- US -