Zumby Pixel

Cinéfilos

Hablamos de una historia ya gastada, pero volver a sus orígenes le ayudó a tener un nuevo respiro, retomando a algunos personajes entrañables y presentando varios nuevos, además de regresar a su esencia con momentos verdaderamente cómicos, amén del avance de la tecnología que nos presenta una gama de efectos de primera calidad y que sorprenden, sumado la excelente ambientación, vestuario, maquillaje y caracterizaciones que siempre han sido impecables.

Publicado 04 junio 2017 el 04 de Junio de 2017

por

POR: MARIO E. DURÁN

PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
Mucho se dijo desde que comenzó la producción de la quinta parte de esta saga que conforme fue avanzando vimos su declive. Aun cuando se trata de una de las atracciones más importantes de Disney, su arribo al cine logró gran éxito, seguida por una segunda parte aceptable y una tercera y cuarta deficientes. Las esperanzas se hundieron y las críticas comenzaron al grado de señalar a esta nueva parte como una de las peores cintas, casi obligándonos a evitarla por completo; pero señoras y señores, esto no es cierto.

Hablamos de una historia ya gastada, pero volver a sus orígenes le ayudó a tener un nuevo respiro, retomando a algunos personajes entrañables y presentando varios nuevos, además de regresar a su esencia con momentos verdaderamente cómicos, amén del avance de la tecnología que nos presenta una gama de efectos de primera calidad y que sorprenden, sumado la excelente ambientación, vestuario, maquillaje y caracterizaciones que siempre han sido impecables. El capitán Jack Sparrow se enfrentará a un grupo de piratas fantasmas comandados por una de sus viejas némesis, el terrorífico capitán Salazar, recién escapado del Triángulo de las Bermudas. La única posibilidad de Sparrow para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le da a su poseedor el control de los mares. Dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg, estos nos hacen vivir momentos emocionantes desde los primeros minutos en los que la aventura, a lo mejor un poco exagerada, está y nunca nos deja descansar por más de dos horas, en las que Johnny Depp hace gala de un papel que tiene por demás controlado, créanme, Jack Sparrow ya se había vuelto tedioso y aquí vuelve a conquistar; con él se suman un solvente Javier Bardem, la frescura juvenil de Brenton Thwaites, la audacia de Kaya Scodelario, y las grandes sorpresas de Geoffrey Rush; además Orlando Bloom, quien aún con una corta aparición nos brinda esa nostalgia a la par de Keira Knightley quienes son también los protagonistas de la escena post créditos; punto favorable la aparición especial de Paul McCartney que resulta sin sentido pero divertida. Recomendable para toda la familia y es grato ver que con esta quinta parte todo vuelve a tomar su curso, bajo la promesa de lo que ya sabíamos a voces, habrá otra película más.

¡HUYE!

Estamos ante lo que considero una de las cintas de suspenso más importantes de los últimos tiempos, la cual desde que inicia hasta que termina nos mantiene al borde del asiento, y eso es gracias al sonido, las actuaciones y la historia innovadora, motivo que es de agradecer al tener algo fresco frente a la mayoría de refritos y sagas que hoy en día gobiernan la cartelera. Adentrémonos en “!Huye!”, la cinta que ha arrasado en Estados Unidos desde su lanzamiento, en la cual Chris (Daniel Kaluuya) y su novia Rose (Allison Williams) viven un buen momento en su relación y al joven le llegó el tiempo de conocer a sus futuros suegros, motivo por el que ella lo invita a pasar un fin de semana en el campo con Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford). Al principio, Chris piensa que el comportamiento exageradamente complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a una verdad inimaginable. Thrillers electrizantes como este encontramos muy pocos, que además nos ofrece vueltas de tuerca muy efectivas; desde la secuencia inicial está presente el misterio, en donde vemos caminar a un joven de color que es secuestrado, lo que parte de una atmosfera a la que el director nos prepara, primeramente todo color de rosa y después se torna oscuro, aquí representado por una pareja de enamorados a quienes les importa muy poco lo que la gente opine de ellos, hasta comenzar con esas escenas de intriga acompañadas de un score que pone los pelos de punta, y todo cambia. Si a esto le sumamos la tensión, lo cruel y perturbadora que resulta ser, ante nuestros ojos se va mostrando una cinta inteligente, dirigida por Jordan Peele, el cual saca el mejor provecho de sus actores (todos muy bien en sus papeles, tanto protagonistas como secundarios, algunos muy extraños y es lo que detona el interés total), pero es sin duda Daniel Kaluuya el encargado de regalarnos momentos definitivamente tensos, los cuales inician desde la perspectiva de que todos aquellos humanos de color que hacen presencia, traen consigo un comportamiento extraño, sacando a flote su papel protagónico en donde aplaudimos el guión de Jordan Peele, ya que en ningún momento sentimos la historia cansada, al contrario, está bien desarrollada y con una secuencia cerca del final con tintes gore que le da más realismo y es sin duda el elemento detonante de la misma. Complementan el reparto Bradley Whitford, Allison Williams, Catherine Keener, Betty Gabriel, Caleb Landry Jones, Lyle Brocato, Ashley LeConte Campbell, Marcus Henderson, LilRel Howery, entre otros… ¿Aquí quién es el verdadero asesino? Los seres humanos que buscan la perfección, o aquellos que buscan venganza…

EXPERIMENTO EXORCISTA
Es increíble cómo ciertas películas ven la luz en cartelera habiendo una enorme cantidad que en realidad valen la pena y no logran una distribución. Ya es bien sabido que México es un mercado potencial para las cintas de terror, muchas de las ganancias de este género se logran en nuestro país, pero vamos, hay algunas que no deberían existir. Por más que traté de verle el lado rescatable a “Experimento exorcista” fue en vano, una película que gasta todos los clichés posibles para tratar de hacer algo creíble en la que ni sus propios “actores” logran hacer respetable su participación en algo que no tiene pies ni cabeza, que además se le suma una pésima edición, conclusiones tan evidentes que para nada sorprenden y un desarrollo que carece por completo de estructura, además presentan una escena post créditos sin sentido. La historia va así: un estudiante de teología, al que siempre le han intrigado los fenómenos paranormales, decide que para su trabajo final de clase realizará un experimento peculiar y poco recomendable. El sujeto pretende efectuar una invocación para que el Diablo le posea y así probar si los demonios realmente existen (esto a nadie nos interesa), esto tomando un caso que nunca fue resuelto y trayendo consigo el apoyo de dos desconocidos. En el camino de su gran descubrimiento desata fuerzas oscuras que estarán más allá de su compresión y su control. Una historia por demás abordada en cine, que lejos de querer hacer un homenaje a lo que solamente ha logrado “El Exorcista” y que nadie más lo hará, es algo que debe quedar en claro para todos los directores amateurs que pretenden lograr con sus versiones algo nunca antes visto, en verdad créanme que esta fórmula ya se muestra gastada que hasta pena ajena da ver que existe otra historia basada en lo mismo, una posesión. Con situaciones totalmente incongruentes, una mala calidad, vueltas de tuerca que para nada aportan algo y actuaciones deficientes, lo único llamativo vendrían siendo las imágenes de grabaciones dentro del mismo relato que escasamente dan un aire de diferencia a las demás cintas relacionadas con el mismo tema, pero de ahí en fuera hablamos de un producto enormemente fallido que solo ocupa un espacio en cartelera.

* Recuerda que puedes encontrar más en la Fanpage CinefilosMD en Facebook.

- US -