Zumby Pixel

¡TODO UN SUPERDOTADO FUERA DE SERIE! ¡Y EDAD!

Concluido el acto copulatorio Don Jorge le da un beso de buenas noches a su esposa y se marcha rumbo a su dormitorio. Después de algunos minutos Ana vuelve a oír golpes a la puerta de su dormitorio, abre y ahí se encuentra a ¡Don Jorge, listo para la segunda ronda! Sorprendida, Ana acepta, al final de este encuentro, el anciano esposo le vuelve a dar un cariñoso beso de buenas noches y se vuelve a marchar.

Publicado 11 junio 2017 el 11 de Junio de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

A los 95 años de edad, Don Jorge se casó con Ana, una chica de 25 años de edad. Debido a que su marido es tan viejo, Ana decide que después de su boda ella y su esposo dormirán en habitaciones separadas. Después de las festividades nupciales, Ana se prepara para irse a descansar y de pronto escucha que alguien llama a la puerta de su recámara y al abrir está su flamante esposo con sus 95 años; ¡Listo para la acción!

Concluido el acto copulatorio Don Jorge le da un beso de buenas noches a su esposa y se marcha rumbo a su dormitorio. Después de algunos minutos Ana vuelve a oír golpes a la puerta de su dormitorio, abre y ahí se encuentra a ¡Don Jorge, listo para la segunda ronda!  Sorprendida, Ana acepta, al final de este encuentro, el anciano esposo le vuelve a dar un cariñoso beso de buenas noches y se vuelve a marchar.

Más tarde, don Jorge está otra vez tocando a la puerta de la recámara de Ana, tan fresco como un muchacho de 25 años; ¡¡¡Listo otra vez más!!!  Y así sucede dos veces más, Don Jorge regresa con Ana y después de la acción, le da un beso de buenas noches a su flamante esposa y regresa a su habitación.

Después de una hora regresa Don Jorge por sexta vez y ¡Como si nada! Termina y le da un beso de buenas noches a Ana; en esta ocasión Ana lo detiene y le pide que no se vaya; está sorprendida y le dice a su esposo: “Me impresiona que a tu edad puedas repetir esto tantas veces Jorge, en verdad eres un gran amante. He estado con hombres de un tercio de tu edad y son totalmente incapaces de seguirte el paso”. Don Jorge, voltea desconcertado y le pregunta a Ana: “¡¡¡Cómo!!!; ¿Ya había venido antes?”.

MORALEJA DEL CHISTE: El Alzheimer tiene sus ventajas.

LA VANIDAD ES CANIJA

Una mujer de 45 años de edad sufre un ataque al corazón y mientras está en la mesa de operaciones tiene una experiencia cercana a la muerte. Ve a la muerte y le pregunta si en verdad va a morir. La muerte le dice que no, que va a vivir 30 ó 40 años más. Se recupera de intervención quirúrgica y decide aprovechar que ya está en el hospital para hacerse una liposucción en los muslos, el abdomen; se levanta las chichis, se agrega un poco de silicón en las nachas, se arregla la nariz, botox en los labios y ¡Fuera las arrugas y las patas de gallo! Incluye tratamiento de varices y celulitis, y paga por adelantado 120 sesiones de masajes; se engrapa el estómago, se saca 2 costillas y realiza algunas otras artimañas posibles para rejuvenecerse; considera que si va a vivir de 30 a 40 años más, mejor que sea viéndose estupenda.

Cuando por fin sale del hospital totalmente transformada en toda una belleza, alcanza la calle, la cruza y ¡Zaz! La atropella una ambulancia ¡Y va de regreso al hospital y al quirófano de urgencias! Vuelve a encontrarse con la muerte y le pregunta: “¡Pero bueno! ¡¡¡Tú me lo prometiste que iba yo a vivir de 30 a 40 años más!!!”. Y la calaca le responde airada: “¡Pues sí, pendeja!, pero no me jodas ¡¡¡¿Cómo querías que te reconociera?!!!”.

MORALEJA DEL CHISTE: ¡A gozar la vida con nuestras arrugas, nuestros kilos de más, estrías, etc.

US - US -