Zumby Pixel

No hay nada más feo que destruirle sus ilusiones a la juventud

Pero, ahí tenemos el caso de los "ninis", que al parecer hoy ya cayeron en el olvido colectivo en función a que pasaron de moda, pero, son un grupo de adolescentes y extraviados del mundo, que NI estudian NI trabajan...

Publicado 29 junio 2017 el 29 de Junio de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Les decía ayer sobre el pobre cuate ese que pedía que lo dejaran morir, lo cual es señal ineludible de que la cosa en materia espiritual o mental en nuestro país y planeta está de la fregada, sobre todo para los jóvenes, les dije el pobre cuate que pedía lo dejaran morir tenía apenas 30 años y a los pocos minutos de haber entrado a su casa ¡Se ahorcó! Claro, estos son casos extremos. Pero, ahí tenemos el caso de los “ninis”, que al parecer hoy ya cayeron en el olvido colectivo en función a que pasaron de moda, pero, son un grupo de adolescentes y extraviados del mundo, que NI estudian NI trabajan, de ahí lo de “ninis”, y ahí andan en grupos amorfos y disímbolos por todas las ciudades del país con una sola característica que los identifica y con la cual se identifican entre ellos, un extremo desgano y la falta de interés en todo lo que les rodea ¿Es tal actitud de este gran número de jóvenes “Ninis” un reflejo positivo de la sociedad que los formó y de la cual ellos mismos se han “expulsado”? ¡Claro de que no!

Aquí es la organización social la que está fallando. Miren, las fallas de la comunidad como tal la tenemos a la vista, ahí tenemos que ya han comenzado como cada año al final del ciclo escolar sucede, las festividades del fin de curso, en donde se ve en los rostros de todos los jóvenes nada más que felicidad e ilusión, sobre todo en aquellos que culminan sus estudios universitarios y ahora afanados andan en los preparativos de las festividades de graduación, y nada más hay que verlos durante la fiesta y el baile de graduación ¡La felicidad plena entre ellos! Y lo mejor es escucharles sus planes para el futuro inmediato. Pero, al otro día o al tercero de pasar tal fiesta y tal baile, viene la cruda realidad ¿Cuál? ¡No hay cabida para ellos en el mercado laboral del país! Menos ahora con la tremenda contracción económica (vulgo: jodidez) de toda la Iniciativa Privada, y ni se diga en el Sector Público que están cancelando plazas de manera harto acelerada.

ME CONSTA QUE HAY MUCHOS JÓVENES BRILLANTES (TENGO UNA AHIJADA CON TAL PRENDA)

Es por demás triste y penoso ver cómo jóvenes brillantes, preparados, con muy buen nivel de conocimientos en las áreas del saber en dónde abrevaron, quedan en la más absoluta frustración porque en México no hay oportunidad alguna para aprovechar todo ese potencial que ellos poseen y pueden desarrollar en beneficio de la comunidad misma. Y arranca el triste calvario de andar tocando puertas y en todas son rechazados, debiéndose entonces ocupar en lo que “sea” si es que llegan a tener tan “extremada suerte”.

¿Acaso no es frustrante para los jóvenes mexicanos que egresan de las universidades no tener la más mínima oportunidad de desarrollarse y posteriormente por emplearse en donde “pudieron” se vayan extraviando y perdiendo todo ímpetu por culminar sus planes de crecimiento profesional, finalizando en una gran cuanto infinita frustración por aniquilación de espíritu?

ESTÁN LOS “JUNIORS” O LOS “AHIJADOS”, PERO, TAMBIÉN TERMINAN EN EXTRAVÍO

Claro, hay algunos con familias pudientes que en los mismos negocios familiares se colocan, o algunos con padrinos muy buenos que los súper ubican de inmediato, pero éstos son los menos y aún así se quedan en el camino pues tal no es la manera de incentivarlos para que continúen en ascenso en sus planes de desarrollo personal. Incluso, los que salen al extranjero y logran destacar, también se frustran pues su deseo era permanecer en México, no andar de apátridas fuera del país.

NO HAY NADA PEOR QUE ANIQUILARLES EL ESPÍRITU A LOS JOVENES

Y así es como vamos convirtiendo en “jóvenes viejos” a la mayoría de la juventud mexicana, por la sencilla razón de no desarrollar debidamente al país y tenerlo sujeto a una sólida burocracia que lo único que ha hecho es meter en crisis al aparato productivo mexicano, logrando con ello únicamente la contracción de las empresas o en definitiva el cierre de las mismas y con ello la falta de empleo y oportunidades para infinidad de jóvenes que año con año tratan de incorporarse a un mercado laboral casi en vías de extinción.

A ESTE PASO SEREMOS UN PAÍS SIN ESPÍRITU, Y UN PAÍS TAL ES UN PAÍS DE RODILLAS

Y si se sigue por ese camino de irle acabando las ilusiones y sueños a los jóvenes mexicanos, nuestro país será entonces el albergue de puro ninis y con una tasa de suicidios en crescendo.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

- US -