Zumby Pixel

Puerto Rico Sería el Estado 51 de la Unión Americana

Aunque sus habitantes recibieron la ciudadanía estadounidense en 1917 (Ley Jones), se ha mantenido en un limbo colonial, pues su condición es similar a la de un estado de la Unión y se le permitió una Constitución local, pero está sujeto a los poderes plenos del Congreso estadounidense (mediante la Cláusula Territorial), pues los poderes existentes en la isla, al no gozar de protección en la Constitución estadounidense, son revocables.

Publicado 13 junio 2017 el 13 de Junio de 2017

por

Referéndum no vinculante, la decisión final del Congreso de EEUU

Dr. Armando Rojano Uscanga

El Estado Libre y Asociado de Puerto Rico ha estado bajo la tutela de Estados Unidos (EEUU) desde 1898, cuando fue invadido al final de la guerra entre España y ese país. Fue colonia española desde la llegada de Cristóbal Colón en 1493, y en esos cuatro siglos dio lugar a una cultura hispanoamericana, destacando la lengua española y el catolicismo. Aunque sus habitantes recibieron la ciudadanía estadounidense en 1917 (Ley Jones), se ha mantenido en un limbo colonial, pues su condición es similar a la de un estado de la Unión y se le permitió una Constitución local, pero está sujeto a los poderes plenos del Congreso estadounidense (mediante la Cláusula Territorial), pues los poderes existentes en la isla, al no gozar de protección en la Constitución estadounidense, son revocables. Los portorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales de los EEUU, a menos que dispongan de residencia oficial en alguno de los cincuenta estados o en el Distrito de Columbia.

Su economía anda mal y muchos piensan que se debe a su estatus territorial que ha contribuido a los 10 años de recesión económica, provocada por décadas de préstamos y la eliminación de incentivos fiscales. Puerto Rico está exento de los impuestos sobre ingresos, pero paga la Seguridad Social y el seguro médico para personas mayores y los impuestos locales. Además, recibe menos fondos federales que los estados de la Unión. Recientemente se declaró en quiebra, y su reestructuración costaría cuatro veces más que la de Detroit.

Por eso realizaron un referéndum el domingo pasado, que aunque tuvo baja participación (22%), el 97% de la población puertorriqueña que votó se ha pronunciado por convertirlo en el 51 estado federado de EEUU. Por contra, el opositor Partido Popular Democrático (PPD) ha hecho hincapié en la baja participación, para rechazar los resultados del referéndum, y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), ha descrito el referéndum como “un fracaso”.

- US -