Zumby Pixel

Japón: Buenos Patrones, Mejores Trabajadores

Desde los años 50, después de la Segunda Guerra Mundial, de la que fueron el país más afectado, crearon el Sistema de Producción Toyota (TPS), que a final de cuentas, “quebró” en su propio territorio a las grandes armadoras automotrices estadounidenses y que revolucionó manejo de inventarios en todo el mundo, acabando con las bodegas que obligaban a dobles maniobras.

Publicado 16 junio 2017 el 16 de Junio de 2017

por

Su envidiable filosofía de respeto mutuo

Dr. Armando Rojano Uscanga

El pleno empleo de que disfrutan los japoneses es digno de estudio y reconocimiento. Sus modelos productivos y de organización del empleo ya están siendo imitados en el mundo entero. Ya no extraña que se utilicen sus términos para hacer más eficiente el trabajo, como evitar la “muda” o sea el desperdicio, lo superfluo o innecesario; adoptar el sistema de producción Toyota “justo a tiempo” (just in time); la filosofía Kaizen de mejora continua; la metodología de calidad “5S” o el pensamiento esbelto (lean thinking).

Desde los años 50, después de la Segunda Guerra Mundial, de la que fueron el país más afectado, crearon el Sistema de Producción Toyota (TPS), que a final de cuentas, “quebró” en su propio territorio a las grandes armadoras automotrices estadounidenses y que revolucionó manejo de inventarios en todo el mundo, acabando con las bodegas que obligaban a dobles maniobras. “El justo a tiempo” consiste en que los proveedores se comprometan a entregar las mercancías e insumos a la hora y lugar en que se requieran. Por eso, en las noches, hay tanta actividad en los supermercados.

Pero sus métodos son sólo una parte de su sistema de trabajo, que empieza por el trato humano que dan los jefes a los trabajadores,  al grado de que se confunden con ellos, trabajando en su mismo horario y demostrando que saben más que sus subordinados, nunca menos, que no son improvisados. Cuentan que en sus fábricas de Estados Unidos adoptan un nombre común en inglés para mimetizarse. Ese es su verdadero secreto, ser buenos patrones, de lo que siempre resultan mejores trabajadores.

US - US -