Zumby Pixel

Un gobierno Británico débil inicia la separación de Europa

Hace un año, el 23 de junio de 2016, cuando en el Reino Unido votaron por separarse de la Unión Europea (UE) gozaban de un gobierno fuerte y confiado al grado de que consultó a su pueblo mediante un referéndum, y la situación financiera era otra.

Publicado 19 junio 2017 el 19 de Junio de 2017

por

Un año después de votado el “Brexit” la situación cambió

Dr. Armando Rojano Uscanga

En política las cosas nunca salen como se planean y peor resulta cuando se deja pasar el tiempo, pues los actores y factores se reacomodan, logrando resultados muy distintos a los esperados. Hace un año, el 23 de junio de 2016, cuando en el Reino Unido votaron por separarse de la Unión Europea (UE) gozaban de un gobierno fuerte y confiado al grado de que consultó a su pueblo mediante un referéndum, y la situación financiera era otra. El primer ministro de aquella época David Cameron “perdió”, pues estaba a favor de la permanencia en la UE, y debió renunciar, asumiendo el cargo la conservadora Theresa May,

Hoy inician las negociaciones del llamado Brexit (acrónimo del inglés “Britain” y “exit” [salida]), un año después del referéndum, con un gobierno en una posición débil tras perder la mayoría absoluta en las elecciones del pasado 8 de junio, pero con el objetivo final de alcanzar un acuerdo comercial con el bloque europeo.

El ministro encargado es el conservador David Davis, que negociará en Bruselas, con su colega comunitario, Michel Barnier, un complicado proceso de salida que culminará en marzo de 2019, poniendo fin a 40 años de la participación del Reino Unido en la UE.  Se había planteado un “brexit duro”, con la retirada del mercado único para poder controlar la inmigración, una posición que ha despertado la inquietud del Gobierno nacionalista escocés y de la colonia británica de Gibraltar, partidarios de seguir teniendo acceso al mercado comunitario. Ahora, tendrán que aceptar un “brexit suave”, aceptar el fin del libre movimiento de personas, pero con acceso al mercado único y la unión aduanera. Pero todo podría cambiar, pues muchos intereses están en juego.

- US -