Zumby Pixel

Sufren por inundaciones en Villahermosa

De acuerdo con las autoridades, en tan sólo dos horas cayeron sobre la capital del estado 210 milímetros de agua que afectaron 18 colonias, incluyendo fraccionamientos de alta plusvalía, lo que ocasionó el enojo de los ciudadanos, toda vez que acusaron que no hubo una alerta ni auxilio a tiempo...

Publicado 02 junio 2017 el 02 de Junio de 2017

por

VILLAHERMOSA, Tab., Agencias/ El Dictamen.- La historia se repitió, don Miguel Ángel Hernández volvió a perder su patrimonio debido a que su casa ubicada en la colonia El Triunfo La Manga de la Ciudad de Villahermosa se inundó por las recientes lluvias. Es la cuarta ocasión que sufre por los fenómenos meteorológicos; antes lo padeció en 1985, 1992 y 2007.

De acuerdo con las autoridades, en tan sólo dos horas cayeron sobre la capital del estado 210 milímetros de agua que afectaron 18 colonias, incluyendo fraccionamientos de alta plusvalía, lo que ocasionó el enojo de los ciudadanos, toda vez que acusaron que no hubo una alerta ni auxilio a tiempo; incluso se vieron en la necesidad de cerrar algunas calles para exigir atención.

“Se me fue el refrigerador, se fue la lavadora, un ropero y un colchón; una vez que baje el agua vamos a ver qué más se nos dañó. Yo llevo muchos años viviendo aquí, desde que se fundó la colonia”, relató a EL UNIVERSAL don Miguel.

Comenta que no es la primera vez que aquí sufre de anegaciones, pues esta historia ya la vivió en 1985 y 32 años después, ahí con su casa inundada y con pérdidas materiales.

Este jueves la capital volvió a sufrir los estragos de las lluvias, a pesar de que en Tabasco desde la llamada “gran inundación” el gobierno federal invirtió 8 mil 580 millones de pesos en obras hidráulicas, incluyendo la construcción de tres fraccionamientos para reubicar a las personas damnificadas.

En aquella inundación de hace 10 años, 62% de la superficie del estado se cubrió con agua; sufrieron afectaciones mil 500 localidades, aproximadamente, de las cuales 90% eran rurales. Las precipitaciones dejaron cerca de un millón 500 mil afectados y daños en 6 mil 500 kilómetros de carreteras y caminos, 132 puentes, 570 mil hectáreas agrícolas y 123 mil viviendas.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los daños y pérdidas en conjunto causados por el desastre de 2007 ascendieron a 31 mil 800 millones de pesos, equivalentes a poco más de 3 mil 100 millones de dólares.

Una década después, las lluvias volvieron a afectar a los tabasqueños, con inundaciones en la ciudad de Villahermosa, por lo que el gobernador del estado, Arturo Núñez Jiménez, instruyó a la Comisión de Fenómenos Hidrometeorológicos emitir desde el ámbito estatal la declaratoria de emergencia para el municipio de Centro.

El mandatario exhortó a las instituciones que conforman el organismo a permanecer alertas de la evolución del fenómeno, que sólo durante la madrugada del jueves originó precipitaciones de 210 milímetros en la zona urbana de la capital del estado y provocó que en menos de 24 horas se superara en 27% el promedio mensual de lluvias para mayo.

Las afectaciones en colonias y fraccionamientos también alcanzaron a 17 escuelas, tres hospitales estatales y agencias de coches; además ocasionaron caída de árboles, por lo que el Ejército en algunas zonas aplicó el Plan DN-III.

Como medida preventiva, el mandatario giró instrucciones para que se instalen equipos de bombeo adicionales en puntos considerados críticos, y dispuso que vía el Fondo de Contingencia de Tabasco (Focotab) se tenga lista toda la ayuda humanitaria posible, así como kits de limpieza, cobertores y colchonetas para auxiliar a las familias que más lo necesiten. Se instaló un albergue en Villahermosa, pero los habitantes de las zonas afectadas se negaron a salir de sus viviendas. Pese a los anuncios oficiales, ciudadanos afectados presentaron tres protestas, exigiendo la atención directa.

- US -