Zumby Pixel

Preocupa a CNDH llegada de Leyzaola a Quintana Roo

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por la incorporación del teniente coronel, retirado Julián Leyzaola Pérez, como asesor operativo de Seguridad Pública del Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, porque enfrenta denuncias por violaciones a los derechos humanos.

Publicado 03 junio 2017 el 03 de Junio de 2017

por

El Dictamen/Agencias

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por la incorporación del teniente coronel, retirado Julián Leyzaola Pérez, como asesor operativo de Seguridad Pública del Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, porque enfrenta denuncias por violaciones a los derechos humanos.

La CNDH dirigió dos recomendaciones contra Leyzaola Pérez, la primera por hechos ocurridos en marzo de 2009, cuando se privó de la libertad a 2 civiles y 23 policías municipales en las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Tijuana, Baja California, cuando él era el titular de esa corporación.

La otra porque en abril de 2012, 6 policías del Ayuntamiento de Ciudad Juárez, Chihuahua, realizaron actos de detención arbitraria y uso excesivo de la fuerza en agravio de 5 personas, de las cuales 4 fallecieron como consecuencia de ejecución arbitraria con disparo de arma de fuego y una logró sobrevivir. En ese entonces, Julián Leyzaola Pérez era secretario de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Ciudad Juárez, Chihuahua.

En ese sentido, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, dirigió un oficio al presidente Municipal de Benito Juárez, Quintana Roo, Remberto Estrada Barba, en la que pide “se tomen las providencias necesarias para evitar que en el municipio ocurran actos violatorios de derechos humanos que empañen las acciones que se emprendan en materia de seguridad pública”.

“La seguridad pública debe ser garantizada a todas las personas, pero no se logra violentando los derechos humanos, no es la arbitrariedad la que debe reinar para mantener el orden, pues esa es característica de los estados despóticos y autoritarios; el uso irracional de la fuerza pública es el que genera actos como los narrados en las recomendaciones citadas, donde el Estado lejos de generar confianza en sus instituciones, siembra desconciertos y resentimientos en la población”, agregó.

US - US -