Zumby Pixel

Indígenas zoques alertan en Chiapas sobre riesgos de depredación

Miles de indígenas zoques alertaron sobre los riesgos de depredación y contaminación ambiental en más de 154 mil hectáreas de bosques, montañas y ríos de 11 municipios de Chiapas, por la explotación de 11 concesiones mineras y 12 pozos petroleros otorgadas y por autorizar a empresas nacionales y del extranjero, enmarcadas en la reforma energética.

Publicado 22 junio 2017 el 22 de Junio de 2017

por

El Dictamen/Agencias


Miles de indígenas zoques alertaron sobre los riesgos de depredación y contaminación ambiental en más de 154 mil hectáreas de bosques, montañas y ríos de 11 municipios de Chiapas, por la explotación de 11 concesiones mineras y 12 pozos petroleros otorgadas y por autorizar a empresas nacionales y del extranjero, enmarcadas en la reforma energética.

El Movimiento Indígena del Pueblo Creyente Zoque en Defensa de la Vida y de la Tierra, que inició con una marcha peregrinación en el municipio de Chicoasén y continúo del tramo carretero La Pochota, en la entrada poniente de Tuxtla Gutiérrez, concluyó la tarde de este jueves con una misa afuera del Palacio Estatal de Gobierno, oficiada por el sacerdote tzotzil Marcelo Pérez, párroco del municipio de Simojovel.

En el pronunciamiento, presentado por Basilio Díaz Sánchez, los zoques denunciaron que las reformas estructurales, específicamente, la energética, constituyen un “proyecto de muerte” y una seria amenaza de despojo de las tierras de los pueblos indígenas de México, en particular contra los pueblos zoques del norte de Chiapas.

La amenaza es real sobre los territorios, advirtió, por las 11 concesiones mineras otorgadas por “un total de 70 mil hectáreas, de las cuales ya se encuentran en operación la minera Frisco, propiedad de Carlos Slim, en el municipio de Solosuchiapa; la ampliación de un proyecto hidroeléctrico en Chicoasén; un proyecto de geotermia en torno al cráter del volcán Chichonal, sobre 15 hectáreas, además de otro proyecto de geo parque en la zona volcánica, que ocuparía 2 mil 400 hectáreas”.

Además de pequeñas represas en los municipios de Ocotepec y Chapultenango. En total, más de 180 mil hectáreas de montañas de niebla, manantiales, ríos, tierras ejidales y espacios simbólicos “se encuentran amenazadas por los proyectos extractivos”, precisó.

A esto, agregó, se suma “la amenaza más directa sobre las superficies”, representada por la licitación de la Secretaría de Energía, que realiza a partir de agosto de 2016, mediante la licitación pública internacional, conocida como La Ronda 2.2 para concesionar 12 pozos de extracción de gas natural y aceite, integrada por 12 bloques, 2 de los cuales impactarían a Chiapas.

Es decir, 84 mil hectáreas de tierras de 9 municipios del norte chiapaneco serían utilizadas para extraer gas natural, “mediante el despojo y la contaminación ambiental del territorio zoque”, sostuvo.

- US -