Zumby Pixel

Niegan prisión domiciliaria a Pascual Lagunes

Las diligencias fueron solicitadas por el propio Pascual Lagunes y su defensa, esto para pedir la revisión de las medidas cautelares, debido al mal estado de salud que alegan y que pudo hacerse patente con el lento andar, apoyado en sus abogados y custodios del que fuera el hombre fuerte del sindicato de Tamsa.

Publicado 08 junio 2017 el 08 de Junio de 2017

por

Franco Cardel/El Dictamen
Minutos después de las 4 de la tarde de este miércoles, llegó a las instalaciones de juicios orales en Allende Norte, Pascual Lagunes Ochoa, bajo un intenso dispositivo de seguridad, que nuevamente abarcaba las afueras de las salas en donde el líder sindical era respaldado por cientos de sus simpatizantes, situación por la que granaderos y elementos de Fuerza Civil mantuvieron parcialmente cerradas.

Las diligencias fueron solicitadas por el propio Pascual Lagunes y su defensa, esto para pedir la revisión de las medidas cautelares, debido al mal estado de salud que alegan y que pudo hacerse patente con el lento andar, apoyado en sus abogados y custodios del que fuera el hombre fuerte del sindicato de Tamsa.

A las 4:15 horas comenzaron diligencias en el interior de la sala de juicios a cargo de la jueza Tomasa Serna Delgado, a quien le fueron presentados los testimonios por parte de la defensa de dos empleadas domésticas, quienes explicaron estar encargadas de la comida de Lagunes Ochoa, quien por su enfermedad tenía una dieta determinada, además de dos vecinos para confirmar su domicilio y su médico de cabecera.

A las 5:45 horas, es decir una hora después de que comenzó la audiencia, se dio un receso pedido por la abogada defensora, ante el mal estado de salud de Pascual, quien fue llevado al anexo en donde fue revisado su estado de salud, indicándose complicaciones con su presión y diabetes.

Situación por la que aprovechando la presencia del médico particular se pidió fuera revisado, incluso por el doctor presentado por la Fiscalía.

Cerca de las 6:30 de la tarde, se reanudó la audiencia en donde se pretendía determinar el pésimo estado de salud del secretario general del Sindicato Unidad y Progreso, con el fin de ser internado en un hospital o pedir la prisión domiciliaria, pues se ha indicado además que en el llamado penalito de Playa Linda no ha recibido los cuidados médicos necesarios.

Sólo una hora pudo soportar Lagunes Ochoa, la reanudación de la audiencia, pues nuevamente a las 7:45 de la noche se pidió un nuevo receso que se prolongó por varias horas y es que el estado de salud del líder era cada vez peor, quien a cada salida era arengado por sus cientos de seguidores, sin embargo a diferencia de las otras ocasiones, ahora el grito del “mucho” y “Pascual”, no levantaron el ánimo, ni el lento caminar de Lagunes que incluso iba apoyado en ambos brazos por sus custodios y abogados.

Fueron varias horas las que el último receso se prolongó, fue unos 10 minutos antes de las 11 de la noche, prácticamente siete horas después de haber iniciado la audiencia Pascual Lagunes fue nuevamente ingresado a la sala, con más problemas y mayor preocupación de su gente en el exterior, quienes se lamentaban por su mal estado de salud.

Al final de la audiencia le negaron la prisión domiciliaria, también el acceso directo a un hospital, indicando que tendrán que dejar entrar de forma diaria a su médico de cabecera, pues en los más de 20 días que lleva recluido sólo ha entrado cinco veces, mejorar las instalaciones como su baño que le ha ocasionado problemas pues padece pie diabético, cerca de las 00:30 am fue regresado al penalito de Playa Linda.

Trascendió el paro en la planta de Tenaris Tamsa por parte de los obreros del tercer turno, por lo que posiblemente la producción nuevamente se vea afectada.

US - US -