Zumby Pixel

Exhortan a alcaldes electos a impulsar empleo, salud y seguridad

El entrevistado hizo un exhorto a los alcaldes electos, para que impulsen la generación de nuevos empleos, salud y seguridad.
Padre Víctor Manuel Díaz Mendoza, párroco de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Foto: Alina Krauss

Publicado 05 junio 2017 el 05 de Junio de 2017

por

Flor de Jesús Meza Cano / El Dictamen/Veracruz

Diócesis de Veracruz

Hubo un alto abstencionismo en las urnas, pero hay que seguir invitando a la ciudadanía a participar en los procesos electorales

Padre Víctor Manuel Díaz Mendoza, párroco de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Foto: Alina Krauss

Al lamentar el alto abstencionismo que se registró durante el proceso electoral del pasado domingo, el vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, dijo que hay que seguir invitando a la ciudadanía a participar en las urnas y en la elección de sus gobernantes.

El entrevistado hizo un exhorto a los alcaldes electos, para que impulsen la generación de nuevos empleos, salud y seguridad.

Además que favorezcan una real participación ciudadana en la elaboración de un plan de desarrollo comunitario.

También que sean transparentes en la rendición de cuentas en su administración y destaquen por su servicio sencillo y respetuoso para con todos.

También deberán garantizar la tranquilidad y seguridad de las personas y su patrimonio, la moralidad, salubridad y orden público, la adecuada prestación de servicios públicos municipales: el acceso al agua, luz y carreteras transitables, la promoción del desarrollo cultural, deportivo y escolar de los niños y jóvenes; el proveer de planes de desarrollo para crecimientos urbanos humanos y armoniosos que promuevan la convivencia y eviten el pandillerismo y las adicciones.

Ordenar el crecimiento urbano de los municipios y evitar asentamientos humanos irregulares o peligrosos para los pobladores. Procurar igualmente el bienestar y crecimiento de las congregaciones alejadas tanto como la de los centros urbanos.

El presidente municipal y su cabildo tendrán la gran responsabilidad de vigilar por la vida y la salud de toda la población: lo que supone una fuerte dosis de valentía y fortaleza, a la hora de encarar la delincuencia y el crimen, abatir la impunidad y procurar la justicia.

Apoyados en instancias de otros niveles de gobierno, tendrán la tarea de preservar el estado de derecho, el orden la legalidad y los derechos humanos y la seguridad de todos.

- US -