Ayessa A. Saucillo/ El Dictamen

Las series son lo mejor del mundo para las nuevas generaciones, ¿cierto amigo? Desde la aparición de los stream los chicos y chicas nacidos después del 2000 gustamos de ver todo tipo de videos, películas y series en nuestros dispositivos, pero no quiero salirme del tema, en esta ocasión les traigo un Dorama también conocido en español como Herederos, es una serie de televisión surcoreana transmitida por Seoul Broadcasting System desde el 9 de octubre hasta el 12 de diciembre de 2013 y cuya trama se centra en un joven heredero que conoce el amor, en una joven que es hija de la sirvienta de su casa, con quien deberá luchar con determinación para acabar con las diferencias que los separan socialmente… me suena muuuuy familiar.

Es protagonizada lo largo de 20 episodios por Lee Min Ho quien toma el papel de Kim Tan, el heredero del Jaeguk Group que se enamora de Park Shin Hye que en la serie ocupa el papel de Cha Eun Sang; además de Kim Woo Bin como Choi Young Do. La serie fue creada por Kim Eun Sook, quien anteriormente estuvo tras la aclamada serie Jardín Secreto (2010) y Como Aman los Hombres, que por cierto son muy buenos doramas…

La serie sigue a un grupo de estudiantes ricos, privilegiados, y de la High School nivel secundaria, mientras que están a punto de tomar el imperio de las empresas de sus familias, superando dificultades y creciendo a cada paso de su vida.

Kim Tan nuestro hermoso, lindo y guapo (Lee Min-Ho) es un rico heredero de un gran conglomerado coreano llamado Jeguk Group. Fue exiliado a los Estados Unidos por su hermano Kim Won (Choi Jin-Hyuk), que intenta tomar el control del negocio familiar. Mientras que en los Estados Unidos, se encuentra con Cha Eun-Sang (Park Shin-hye), que fue allí a buscar a su hermana. A pesar de estar comprometida con Yoo Rachel (Kim Ji-won), una compañera heredera, Kim Tan pronto se enamora de Eun-sang. Cuando Kim Tan regresa a Corea, su ex mejor amigo se volvió su enemigo  y Choi Young-Do (Kim Woo-Bin) comienza a llevar a Eun-sang para irritar a Tan. La tensión se produce cuando Young-do también se enamora de Eun-sang, y Kim Tan se ve obligado a elegir entre la responsabilidad de perseguir el negocio familiar o el amor.

Muchos Tan y Sang y Choi pueden complicar la comprensión de la serie, pero si te gusta el amor novelesco no te la pierdas.