El Dictamen/Agencias

Irma se convirtió en el segundo huracán más fuerte registrado en el océano Atlántico.

El huracán Irma ha destruido el 90 por ciento de las estructura de la isla de Barbuda en el Caribe, dijo la tarde del miércoles el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne.

Casi todos los inmuebles de la isla resultaron dañados después de que el ojo de la tormenta prácticamente le pasó encima a primeras horas del miércoles, y alrededor del 60% de los 1,400 habitantes perdieron su casa, dijo Browne.

“O quedaron totalmente demolidas o perdieron el techo” , dijo Browne después de volver a Antigua tras sobrevolar la isla vecina. “Es una situación realmente horrenda”.

“Esto es un desastre nacional”, dijo el premier de las dos primeras islas que recibieron el impacto directo de Irma el miércoles en la mañana.
El poderoso huracán del Atlántico destruyó casas e inundó calles en una serie de islas pequeñas en el norte del Caribe. Pasó directamente sobre Barbuda y la dejó incomunicada en gran medida.
Mientras, las autoridades francesas informaron desde París de que dos personas murieron y otras dos han resultado heridas en los territorios franceses de San Martín y San Bartolomé, en las Antillas Menores, por los efectos de Irma.
También dejó severos daños en la infraestructura en esas zonas. El Aeropuerto Internacional Princesa Juliana de la isla de San Martín, el tercer aeródromo con mayor número de pasajeros del Caribe, resultó devastado por el huracán Irma, de categoría 5, agregaron.

El huracán afectaba la tarde del miércoles el noreste de Puerto Rico con fuertes vientos de 111 millas por hora, unos 170 kilómetros por hora.

El ciclón entró a las 16.00 hora local (20.00 GMT) a la isla caribeña y se encontraba pasando sobre la isla de Culebra, en el sector oriental de Puerto Rico.

Irma se convirtió en el segundo huracán más fuerte registrado en el océano Atlántico.