El Dictamen/Agencias

Peña Nieto destacó que los daños del sismo del 7 de septiembre son muy distintos de los que dejó un terremoto “muy doloroso” que provocó afectaciones en 1985.

Luego confirmar que el número de personas fallecidas por el temblor del pasado 7 de septiembre aumentó a 98, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que la fuerza de la unidad de los mexicanos es mayor que la fuerza destructiva de un sismo.

De gira por su natal Estado de México, donde entregó la primera etapa de modernización de la carretera Ixtlahuaca-Jilotepec, lanzó un nuevo llamado a la solidaridad de los mexicanos para que aporten “lo que consideren pueda ser de ayuda” a la población en desgracia y hacer un frente común.

“Pero también a las grandes empresas les vuelvo a reiterar esta convocatoria, a esas empresas constructoras, las que han trabajado para los gobiernos, y no necesariamente para los gobiernos, que están en el sector privado y trabajan y hacen obra pública en el ámbito privado, es ocasión de prestar una mano generosa, una mano solidaria y apoyarnos a la reconstrucción.

“Creo que si logramos tener un gran frente de distintas constructoras, edificando y reedificando donde hubo devastación, muy pronto Chiapas y Oaxaca estarán de pie. Hago este respetuoso llamado para que así ocurra en los próximos días. Sigamos haciendo México”, enfatizó.

Insistió en que los mexicanos forman una sola familia. “Somos México. Todos somos México. Y ahí tenemos hermanas y hermanos que, lamentablemente, pasan por un momento de dolor, de tragedia”, destacó el mandatario.

Aseguró que como Presidente de la República ha estado y seguirá estando de manera regular en Oaxaca y Chiapas para supervisar y evaluar los avances que están teniendo en esta labor que han desplegado las autoridades para apoyar a la población damnificada.

Dolor por vidas truncadas. Peña Nieto destacó que los daños del sismo del 7 de septiembre son muy distintos de los que dejó un terremoto “muy doloroso” que provocó afectaciones en 1985. Pero éste, precisó, “también nos ha dejado dolor, nos ha dejado pérdida de vidas humanas, hasta ahora 98 personas han fallecido”.

Relacionadas Helicóptero de Sedena se desploma con ayuda humanitaria en Chiapas

Aseveró que además de las personas que fallecieron hay muchas familias que perdieron su patrimonio y sus hogares. Comentó que hay muchas casas tanto en Chiapas como en Oaxaca que están tan deterioradas y habrán de ser derribadas.

Peña Nieto insistió en que el del jueves pasado fue el sismo de mayor magnitud que se ha registrado en México desde hace 100 años y que hoy todo el gobierno de la República, con los titulares de la gran mayoría de las dependencias del gabinete presidencial, está en Oaxaca y Chiapas.

“Estamos trabajando para llegar a atender a la población en estas necesidades básicas que tienen; estamos trabajando, censando para saber y cuantificar objetiva y realmente de qué magnitud son los daños. Y, tercero, emprender de inmediato la reconstrucción, aliviar a la población con la reconstrucción de sus viviendas”, informó el Presidente.