Un total de 23 mil 266 alertas sísmicas compradas con el erario público entre 2010 y 2011, para los estados de Guerrero, Michoacán, Oaxaca y la Ciudad de México, nunca se usó y otra parte fue robada, misma que ahora se vende por internet, reveló un reportaje del portal Animal Político, que esta noche retomó el noticiero En Punto, de Televisa.

Aumenta a 96 el número de muertos por sismo

Equipos como éste se entregan con una base, cargador, cuatro pilas recargables, altavoz y un sello con la leyenda: “Adquirido con recursos del fideicomiso Fonden para el programa de la red sísmica mexicana, segunda fase”, incluso, el vendedor asegura entregar una factura del producto.

Caravana de limpieza en zonas afectadas por sismo en Oaxaca

El Gobierno adquirió 88 mil radios para modernizar el Sistema de Alerta Sísmica mexicano (SAS). Los aparatos se instalarían en escuelas, hospitales, inmuebles oficiales, espacios públicos, zonas habitacionales de la capital y otros estados con actividad sísmica constante, pero no fue así.

De los 88 mil aparatos adquiridos por las autoridades mexicanas para modernizar el SAS, 12 mil 760 desaparecieron, mientras que 10 mil 506 nunca se usaron y están en bodegas desde hace cinco años.

 

 

Fuente: noticierostelevisa.com/animalpolítico