Según el último informe del Instituto de Meteorología cubano (Insmet) explicado en la televisión estatal, Irma se encontraba a primera hora de la noche…

Agencias / EL DICTAMEN

El huracán Irma, cuya categoría ha bajado a 3, disminuyó a lo largo de hoy su velocidad de traslación por la costa norte de Cuba a 11 kilómetros por hora y se mantuvo casi estacionario cerca del balneario turístico de Varadero, donde es previsible que provoque graves destrozos.

Según el último informe del Instituto de Meteorología cubano (Insmet) explicado en la televisión estatal, Irma se encontraba a primera hora de la noche a 45 kilómetros al noreste de la Península de Hicacos, donde se ubica Varadero, con vientos de hasta 195 kilómetros por hora.

Al haber reducido su velocidad y pasado más tiempo en esa posición se augura que pueda haber causado serios daños en el célebre balneario turístico, donde hay alojados unos 18.500 turistas extranjeros.

Algunas de las principales cadenas hoteleras españolas, entre ellas Meliá e Iberostar, tienen importantes intereses en Varadero, donde gestionan establecimientos en régimen de empresas mixtas con el Estado cubano.

Se da la circunstancia de que otra de las zonas más golpeadas por el enorme huracán a su paso por la costa norte cubana han sido los cayos de la costa norte de la isla, donde las empresas españolas también operan varios hoteles.

Tras pasar dos días sobre la costa norte de Cuba se espera que el Irma comience a alejarse de la isla en las próximas horas y enfile hacia la península de la Florida (EEUU).

Su cercanía mantiene en fase de alerta a La Habana, donde desde esta tarde se registraron inundaciones costeras y condiciones de tormenta tropical y hay 10.000 personas evacuadas por la cercanía de sus casas al mar o por el deterioro de sus viviendas.

A lo largo de la jornada se han ido conociendo más datos sobre los daños provocados por el ciclón en las áreas por las que se desplazó el viernes y la madrugada del sábado, donde se espera que en breve se declare la fase de recuperación, la cuarta y última de las que establece el protocolo cubano ante este tipo de emergencias.

Miami comienza toque de queda ante inminente llegada de Irma a Florida

El Consejo de Defensa Nacional analizó hoy el impacto del meteoro, que ha afectado al sistema eléctrico de todo el país y cuyas lluvias han elevado las reservas de agua en las presas de la isla en más de 280 millones de metros cúbicos, según la televisión estatal.

La provincia de Villa Clara, una de las más afectadas junto a Camagüey y Ciego de Ávila, está “totalmente apagada” y su capital, Santa Clara, sufrió daños importantes que aún no han sido cuantificados.

De los siete municipios costeros golpeados por Irma -aún en categoría 5 el viernes por la noche- fue el de Caibarién el que más sintió el embate del ciclón, que durante diez horas dejó en la zona vientos de hasta 250 kilómetros por hora que derribaron árboles, dañaron viviendas y redes eléctricas y de comunicaciones.

Sin embargo, el malecón de esa villa patrimonial “resistió milagrosamente“, según detalló el informe.