El Semanario.- Sergio Palencia.- Tlalixcoyan, Ver.

Fotografías.- Phantom Tlalix.

Inundación histórica y sin precedentes.

Familias de mas de 10 comunidades de Tlalixcoyan aun se encuentran gravemente afectadas con sus viviendas y pertenencias dentro del agua.

Aun cuando algunos caudales como el del río blanco han descendido considerablemente, esto no ha sido suficiente para que la vida de la mayoría de las familias tlalixcoyanas puedan volver a la normalidad.

Por el contrario a ese descenso, arroyos y lagunas que parecían ya no tener actividad, la recuperaron, inundando zonas que difícilmente se ven afectadas.

Comunidades como Cuyucuenda, La Tranca, Mata de Lazaro, Mata de los 2 Toros, Piedras Negras, Zapote, Madereros, Mata de Caña, Rincón Caliente, Tuzales, Amatones, Pozuelos y hasta la propia cabecera municipal de Tlalixcoyan, han tenido un domingo para sus habitantes, entre el asombro y la angustia de ver sus casas y pertenencias dentro del agua, situación que es casi ya hasta habitual y costumbre que solo sufran quienes están asentados a las márgenes del río blanco.

Ahora las comunidades anteriormente mencionadas se sumaron también a la estadística de lugares como Remolino, Puente La Boca, Torrecilla, Recreo II, Col. Fernando Gutierrez Barrios, Paso de la Boca, Laguna del Cedral, Moralillo, Infiernillo, Callejón, Sauce, Camacha, Nvo. Centro de Poblacion Laguna de Rojas, Amatones, Yucatan, Papayal, Cocuite, Paso del Bote y La Esperanza, a quienes les urge que la CNA y CONAGUA concluyan con vergüenza el bordo de protección de toda esa zona o en su defecto que exista un gobierno que invierta lo suficiente para reubicar a quienes están asentados en zonas de alto riesgo.

Vias de comunicación como el puente de San Antonio, la carretera estatal Puente La Boca-Joachin, sufrieron socavones que requieren de una inversión importante para su reconstrucción.

Puentes peatonales como el que intercomunica a las comunidades de Torrecilla con Mata Verde, se vieron seriamente afectados por lo que requieren con urgencia rehabilitación.

Estatal Por falta de maestros no inscriben a estudiantes

Las vías ferroviarias a la altura de la población de San Antonio tendran que ser reforzadas para reabrir el paso de los trenes por esta zona ya que la fuerte corriente de agua se llevo la base de las vías las cuales quedaron materialmente en el aire.

Cientas de hectáreas de cultivos de papaya y maíz así como pastizales se encuentran también abajo del agua, por lo que se tendrá que esperar que descienda para realizar la cuantificación de perdidas que tendrán campesinos y ganaderos.

Ahora habrá que esperar que pasen las próximas horas para saber que le espera al municipio tlalixcoyano, que además, después tendrá que enfrentar las enfermedades y plagas propias de lo que causara tanta humedad que quedara cuando concluyan estas inundaciones que se han calificado de historicas, ya que no ocurrían en estas condiciones por lo menos desde hace unos 30 años.