Agencias / EL DICTAMEN

Timbiriche se prepara para pisar los escenarios afirmando que los celos y las envidias son algo que no existe entre ellos. Han pasado 35 años desde que un grupo de niños unió sus voces. Si bien los trajes de colores y voces infantiles en Timbiriche quedaron atrás, la hermandad nacida entre Sasha, Mariana, Benny, Alix, Erik y Diego es un lazo que el tiempo ha fortalecido.

“Sin duda es una presión pero sobre todo entre nosotros”, explicó Benny, quien recientemente culminó la puesta en escena “El hombre de La Mancha”.

“Yo creo que nos encanta salir de nuestra zona de confort, nos encanta trabajar duro, fuerte, con disciplina, así aprendimos desde que éramos pequeños. Fuimos un grupo bien preparado por grandes maestros y todos ellos se suben con nosotros a este escenario.

Queremos honrar a nuestros compositores, a nuestros ídolos”.

Luego de más de tres décadas de haber iniciado, el grupo entiende que surjan versiones de envidias o rivalidades, como la que se ha dicho que existe entre Paulina Rubio y Thalía. Pero Sasha explica que al conocerse tan bien, el apoyo entre ellos es precisamente lo que los mantiene vigentes. “No dudo que en algún momento recibiremos abrazos de su parte porque son compañeras generosas. Si no pueden estar es porque tienen carreras exitosas, no es por falta de cariño a nuestra música o al público, al contrario, es porque ellas tienen un compromiso tan fuerte con su público que prefieren no descuidarlo y es totalmente comprensible”, explica.

Pero asegura que eso es independiente de la camaradería y amistad de tantos años. “Todos nos sentimos emocionados cuando al otro le está jalando un proyecto. Me sucede con Mariana y sus obras de teatro, y a Mariana le pasa con Diego y su programa y a nosotros nos pasa con la vida que Alix decidió tener y la familia divina que tiene, y a ellos les pasó cuando (el trío) Sasha, Benny y Erik jaló”. Es un ambiente en el que, asegura, no caben las riñas.

Mariana añadió que cada uno es una pieza fundamental en el rompecabezas llamado Timbiriche y así como hay respeto, también conocen las limitaciones de cada uno, pero que todo eso crea el balance que los hace sobresalir en el escenario sin pensar que alguien le robe protagonismo al de al lado.

“Estamos convencidos de que el ingrediente que aporta cada uno es importante, que cada uno tiene un estilo. Hemos constatado por muchos años que estar unidos y trabajar en equipo beneficia uno al otro y hay mucho respeto y admiración de unos hacia otros”, afirmó Mariana.

“Nunca nos ha espantado (el éxito de otros). Te lo digo yo que claramente no hice una carrera como cantante y mucha gente insiste en por qué. Cada uno sabemos qué lugar ocupamos. Estamos conscientes y comprometidos en ser el mejor en eso que cada uno aporta y sabemos que nos complementamos”, afirmó.

La cantante subrayó que es precisamente porque entienden que unidos brillan más, que volverán al Auditorio Nacional a partir del 13 de septiembre, con nueve fechas agotadas, hasta ahora.

“Yo sé perfectamente hasta dónde podemos llegar y el éxito del otro es el éxito de uno. Es hermoso darte cuenta que cada uno está pleno en lo que ha querido proponer. Lejos de estar pendientes de en dónde va mi foco, hemos aprendido a superar el ego”, expresó.

Show para todos. Sökol afirmó que el show será algo que tanto los fans que los han seguido a lo largo del tiempo como aquellos que se han ido sumando, podrán disfrutar. “Habrá invitados sorpresa, unos visuales alucinantes, una banda que suena increíble y el vestuario sensacional”, adelantó.

Benny dijo que además de que harán un repaso por los éxitos que los llevaron a la fama, buscan ofrecer un espectáculo que no le pida nada a uno que viene del extranjero. “Haces contrato con una empresa que está apostando una reputación y dinero. Estas fiestas cuestan una lana. Le estamos apostando muy alto, queremos estar a la altura de los grandes conciertos que vienen a nuestro país. El show es en realidad un contrato que firmamos hace 35 años con nosotros y con el público, ése es el compromiso”.

Por su parte Erik Rubín, quien al mismo tiempo forma parte del “90’s Pop Tour”, aceptó que en algún momento la nostalgia de las épocas sirven como excusa para unir ambos trabajos.

“Ojalá que ellos (los cantantes del 90’s Pop) se vengan a echar un palomazo, tenemos un repertorio increíble y no sería mala idea que se vengan a echar la paloma, seguramente estarían muy prendidos”.

“Timbiriche cantará 52 temas”

Al preguntarles si se ven haciendo otro reencuentro en 40 años, Mariana explicó que si bien no saben cuántas veces más lo podrán hacer, espera que aún la energía y la amistad sigan de su lado.

“Yo me voy a morir en un escenario y si es con Timbiriche estaría increíble pero la verdad es que no podemos asegurarlo. Si se vuelve a dar, será porque nuevamente el público lo está esperando”, finalizó.