El Dictamen/Agencias

Con el pase a la Copa del Mundo de Rusia 2018 asegurado, México no dará por sentado nada y tomará en serio los tres partidos que restan en la eliminatoria de la Concacaf.

Sin contratiempos, la Selección Mexicana llegó a la sede de su octavo partido en el Hexagonal Final de la Concacaf rumbo a Rusia 2018.

La tensión que Juan Carlos Osorio y sus futbolistas solían reflejar ha desaparecido. El estratega colombiano sonrió cuando vio a los cerca de 50 aficionados que esperaron al equipo en el hotel donde se concentrará.

Este lunes, el Tricolor reconocerá el campo del estadio Nacional, sede del partido que tendrá lugar el martes, como parte de la Eliminatoria Mundialista de Rusia 2018.

Con el pase a la Copa del Mundo de Rusia 2018 asegurado, México no dará por sentado nada y tomará en serio los tres partidos que restan en la eliminatoria de la Concacaf, el primero ante Costa Rica, el martes en la octava jornada, al que viajará a sin bajas en una lista de 25 jugadores.

El Tricolor, que este domingo cumplió un práctica matutina y volará a Costa Rica por la tarde, tiene como objetivo terminar en el primer lugar del hexagonal, invicto y con la mayor cantidad de puntos posibles.

Tras el triunfo sobre Panamá, con el que selló el boleto para Rusia, el viernes, el colombiano Luis Pompilio Páez, auxiliar técnico del estratega Juan Carlos Osorio, dijo que México buscará cerrar con broche de oro la eliminatoria.

Deportes México se queda con el tercer lugar de Copa América de Baloncesto FIBA 2017

Páez anunció que México estaría en Costa Rica con plantel completo, entre ellos los defensas Jair Pereira y Héctor Moreno, recuperados de lesiones, y Néstor Araujo, sancionado.

México es líder invicto con 17 puntos, seguido de Costa Rica con 14 y a nueve de distancia de Estados Unidos y Honduras, tercero y cuarto, mientras que Panamá es quinto con siete y Trinidad y Tobago es sexto con apenas tres puntos, con nueve puntos por disputar.

En la octava jornada, México jugará en San José, ante Costa Rica, el 5 de septiembre, mismo día en el que Panamá recibirá a Trinidad y Tobago y Honduras a Estados Unidos.