Nueva York. Agencias/ El Dictamen

El presidente de EE.UU., Donald Trump, responsabilizó de la violencia de este fin de semana en Charlottesville tanto a grupos neonazis y supremacistas como a los manifestantes de izquierda que les hicieron frente.

Trump condena al Ku Klux Klan

“Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento”, dijo Trump durante una conferencia de prensa en Nueva York.

Padre de Donald Trump detenido en disturbios racistas de 1927
El presidente calificó de “horrible” lo sucedido en Charlottesville, pero insistió en que no todos los que acudieron a la protesta eran neonazis o supremacistas blancos.