“Las estrías son parte de nuestra esencia, de nuestros momentos, de nuestras vidas, de nuestras historias y de nosotros. Aceptar todo eso es aceptar tus raíces, tu historia y, después de todo, aceptarte a ti mismo“.

Convencida de ello, decidió poner su arte al servicio de esa idea y tratar de quitarle el estigma a todo aquello del cuerpo que se ha tachado de defecto.

Ahora su lienzo es la piel de mujer, en la que pinta estrías multicolores.

Desde que lo hago, muchas mujeres me han escrito diciendo que mi trabajo las empodera“, asegura la artista, a la que en las redes sociales se la conoce como Zinteta.

Siempre multicolores, sus obras incluyen ropa interior con tinta arcoíris que simula la mancha de la menstruación, toallitas sanitarias y copas menstruales con brillantina y tampones pintados de rosa y morado.

Y todas ellas tienen el objetivo de romper con las inseguridades y fomentar el amor propio.

Su mensaje es claro: “Ámate y cree en ti misma y en todo lo que forma parte de ti”