A lo que Corea del Norte respondió con molestia

Washington / (EFE)
El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer a Corea del Norte de que se enfrentará al “fuego y la furia” si mantiene sus provocaciones, después de que medios estadounidenses aseguraran que la inteligencia de EU. considera que Pyongyang ha construido con éxito una ojiva nuclear viable.

Según varios medios estadounidenses, la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, en sus siglas en inglés) consideró en una evaluación realizada a finales del mes pasado que “Corea del Norte ha producido ojivas nucleares para su lanzamiento en misiles balísticos, incluidos misiles intercontinentales”.

La producción de material nuclear armamentístico lo suficientemente compacto como para poder ser lanzado en una trayectoria suborbital era la gran tarea inconclusa para que el régimen norcoreano pudiera ser considerado una nación con armas nucleares, un club al que pertenecen EU., Rusia, China, Pakistán, la India o Israel.

Horas después del mensaje de Trump, Corea del Norte respondió. Un portavoz del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) dio un comunicado recogido por la agencia estatal KCNA en donde amenazó con atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam.

El comunicado afirma que el país oriental está “analizando cuidadosamente un plan operativo para un fuego envolvente en torno a Guam con misiles de alcance medio largo Hwasong-12 para contener las principales bases estratégicas de Estados Unidos en la isla, incluida la Base Aérea de Anderson (sic)”.

Las continuas pruebas de armas de Pyongyang han incrementado en los últimos meses la tensión en la península y elevado el tono de la Casa Blanca, donde se insinúa de manera constante la posibilidad de atacar Corea del Norte de manera preventiva.