En jóvenes de 12 a 17 años

CIUDAD DE MÉXICO / (EL UNIVERSAL)

El consumo de drogas ilegales y alcohol en niñas y adolescentes representa una alerta roja para las autoridades, afirmó José Narro Robles, secretario de Salud, sobre lo que Manuel Mondragón y Kalb, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), indicó que en el registro que tienen sobre el uso de drogas ilegales entre la población de 12 a 17 años se duplicó, al pasar de 2.9% a 6.2% entre los años 2011 y 2016, y en las mujeres de ese sector se elevó un 205%.

Al presentar el Programa Nacional de Prevención del Consumo de Sustancias Psicoactivas y Participación Ciudadana, Narró Robles advirtió que México tiene un desafío en el tema de adicciones, que representa la preocupación de las instancias gubernamentales involucradas, por lo que se requiere de un mayor compromiso para impulsar la prevención del consumo de estupefacientes entre la población.

“En la Secretaría de Salud, como en el resto de las instituciones, nos preocupa enormemente que está disminuyendo la edad de inicio en el consumo de drogas ilegales, están incrementándose y hay algunos que verdaderamente tienen que ponernos en luz roja, en el caso de las mujeres adolescentes y niñas de 12 y 13 años”, expresó.

Ante el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, y el director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Fernández Fassnacht, comentó que se requiere de una verdadera lucha a favor de la población para prevenir las adicciones, en la que se vean involucrados las instancias gubernamentales de los tres niveles de gobierno, los sectores privado y social, y las familias de los jóvenes.

Recordó que como parte del programa “Salud en tu escuela”, que dará inicio el próximo ciclo escolar como prueba piloto, pretende llegar a 900 mil alumnos de 13 entidades, donde se impulsará la prevención de adicciones, así como los embarazos adolescentes.

Narro Robles hizo un llamado a no bajar la guardia y a sumar esfuerzos para evitar que el problema crezca: “Debemos trabajar en programas preventivos desde las escuelas, con información y educación, fortalecer la capacidad de atención para los más de 500 mil mexicanos que requieren ayuda especializada”, dijo el funcionario.

Mondragón y Kalb detalló que el consumo de marihuana aumentó significativamente al pasar de 2.4% en 2011 a 5.3% en 2016, como en el último año, de 1.3% en 2011 a 2.6%.

Alertó que uno de los principales problemas con el consumo de sustancias psicoactivas es el alcohol y añadió que esta adicción se asocia con accidentes, embarazos no deseados y violencia. En menores de edad, el consumo del alcohol se duplicó en 2016.

Comentó que la cocaína y los inhalables no tienen un crecimiento significativo con respecto a 2011; Mondragón y Kalb comentó que en el consumo de heroína no se observó aumento, y pidió que se deje trabajar a las instituciones, puesto que México es el primer productor de esta droga en América Latina y el tercero a nivel mundial; “sin embargo, no se ha convertido en una epidemia en nuestro país”.

Expuso que el programa piloto presentado por la Secretaría de Salud tiene como objetivos evitar o retrasar la edad de inicio en el consumo de sustancias; también busca incrementar la percepción de riesgo para la reducción del uso de drogas, a través de la información en la población.

María Elena Medina, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, dijo que en México la marihuana representa 80% del uso de drogas; en el año 2011, los menores iniciaron su consumo entre los 12 y 17 años de edad. Para 2016, se registró un aumento de 44%.