El Dictamen/Agencias

Este jueves, el presidente Enrique Peña Nieto recibió, en la residencia oficial de Los Pinos, a la Premio Nobel de la Paz 2014, Malala Yousafzai, a quien compartió las medidas que ha tomado el gobierno mexicano para brindar una educación de calidad a las niñas y los niños de México.

La casa presidencial informó que durante el encuentro con la joven paquistaní el jefe del Estado Mexicano subrayó: “Una de las cinco grandes prioridades que nos trazamos fue impulsar una reforma educativa para asegurar que hubiese mayor calidad en la educación”.

Agregó que en la plática -que de acuerdo con funcionarios de Los Pinos se desarrolló durante más de 30 minutos-, el Presidente detalló que en México “queremos que los niños aprendan a razonar y a aprender por sí mismos. Ese es el cambio que estamos impulsando y vamos muy bien”.

Peña Nieto reconoció a Malala “como una gran referente en el mundo”.

Señaló: “Estoy seguro de que tu voz va a llegar a lugares recónditos de la geografía mundial, a lugares donde todavía hay resistencias para generar igualdad entre niñas y niños, y oportunidad de educación para todos”.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Presidencia de la República, el presidente Peña Nieto se comprometió con la Fundación Malala para trabajar juntos por el empoderamiento de las mujeres. En esa misión, “tienen ustedes en México a un aliado”, señaló.

En el llamado “Girl Power Trip”, la activista paquistaní tiene como objetivo escuchar a niñas de distintos países, reunir sus historias y llevar sus mensajes directo a los líderes mundiales. Hasta ahora, precisó Los Pinos, Malala ha visitado Estados Unidos de América, Canadá, Irak, Nigeria y México.

El mandatario se dijo honrado de recibir a Malala y la felicitó por “ser una gran luchadora en favor del derecho a la educación de las niñas y de los niños”, y por el valor con el que ha asumido la defensa de esa causa, incluso a riesgo de su propia vida, como quedó manifiesto en la conversación, de acuerdo con la versión oficial.