Lo que se dice
Por Atila

Banderas rojas en la costa de Veracruz. Foto: AP / Félix Márquez
(AP Photo/Felix Marquez)

Daños elevados sin cuantificarse dejó Franklin en la región de Martínez de la T.
Aumenta inconformidad de ejidatarios por las minas “Gavilán” y “Caballo Blanco”
Saludos a María Elisa Manterola Sáinz.

DISCREPANCIAS
En relación al tema de la inseguridad, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dice una cosa, pero los hechos demuestran otra. Aseguró que disminuyeron los homicidios dolosos, ejecuciones, secuestro en privación de la libertad, extorsión, robos en casa habitación o bancarios, hablando de incremento en robo a vehículos y transeúntes.
En tanto, los medios informativos, junto con redes sociales, reportan otras cifras todos los días, dando cuenta de ejecuciones, secuestros, desapariciones, robos de todo tipo, en fin, el dicho con el hecho sin coincidencia alguna.

CONFIRMADO
Siempre se dijo aquí que los peores daños materiales causados por el Huracán Franklin fueron mayores en otros municipios que en Vega de Alatorre, donde se hizo el acto oficial de ayuda para los productores afectados. Pues bien, los daños resultan mayúsculos en Nautla, San Rafael, Martínez de la Torre, así como en algunas otras partes circundantes de Misantla, Tlapacoyan, incluido el siempre olvidado Tenochtitlan, que también es pueblo que produce lo mismo café que cítricos, de muy buena calidad. Pero esa es otra historia.

Las extensas plantaciones de limón persa, de naranja valencia, fundamentalmente, aparte de los platanares, resienten perjuicios severos, principalmente en la fruta que estaba de corte, en un momento muy difícil para los agricultores porque de por si los precios estaban bajísimos, con el temporal cayeron al pique, hallándose en la necesidad de cortar forzosamente sin poder vender ni siquiera una reja porque se mancharon los frutos.

Esta situación la supieron desde el mismo día del meteoro, el Delegado de la SAGARPA, el honesto ingeniero chihuahuense Octavio Legarreta Guerrero y el titular de la SEDARPA, casi pillo médico huasteco, de Tantoyuca, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, que deben tener listo el padrón exacto de damnificados. Lo complejo del caso es que apelan al Seguro Agrícola en caso de emergencias, pero lo que se sabe es que responder tienen que estar pagadas las pólizas.

UNA TRAS OTRAS
Entregado al propósito de promover las candidaturas de sus hijos Fernando y Miguel Ángel Yunes Márquez, el Mandatario Estatal Miguel Ángel Yunes Linares, descuida renglones vitales de la administración, que además de la terrible inseguridad pública creciente, que mantiene la gente en zozobra, afectan por igual al pueblo veracruzano, como son las mineras “Gavilán” y “Caballo Blanco” que devastan cerros del municipio de Actopan, La Paila fundamentalmente, en el área de Tinajitas, El Porvenir, Los Baños, valiéndoles nada las protestas de lugareños por los destrozos ambientales constantes.

Para colmo, los dueños de la empresa Candelaria Mining Corp extranjeros, de Canadá, sobornan propietarios de predios para que dejen pasar vehículos de las compañías, en particular una pipa que diariamente transporta unos cien mil litros de agua extraída de la Laguna El Farrallón. Son 362 hectáreas las que tienen autorizadas por la SEMARNAT. ¿De cuánto sería el soborno?

RIESGO
Los ejidatarios son respaldados por asociaciones ambientalistas e incluso representantes de la iglesia católica se suman al clamor popular. Viendo que las autoridades federales, junto con el Gobierno del Estado, en manos del dizque reformista Yunes Linares, se hacen de la vista gorda permitiendo el ecocidio más grande de la historia de Veracruz, muy pronto, una vez que inicien las clases en las escuelas, podrían recibir respaldo de estudiantes para bloquear accesos de las minas, sin descartar acciones muy drásticas en las hoquedades.

LATENTE
Hay un tercer peligro, que hasta ahora ha sido minimizado porque las explosiones de dinamita aún son innecesarias, toda vez que brigadas de trabajadores barrenan la tierra haciendo hoyos por todas partes, semejando grandes tuzas, pero una vez que necesiten romper rocas para descubrir vetas de oro y plata, entonces sí podrían dañar la planta Nucleoeléctrica de Laguna Verde, distante 2.5 kilómetros al noreste de las excavaciones.

LISTA
Después de 34 semanas, por fin el sábado quedó abierta la calle Pípila entre Américas y 20 de Noviembre, en Xalapa, luego de permanecer cerrada casi ocho meses, pues la reconstrucción que inició el 28 de diciembre del año pasado resultó sumamente complicada, según explicó el Director de Obras Públicas Municipales, Fernando Velasco Montiel.

La obra costó 6.4 millones de pesos provenientes del Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal (FORTALECE), que incluyó además del pavimento hidráulico, la rehabilitación de la red de agua potable, guarniciones, banquetas, alumbrado público, los drenajes sanitario y pluvial. Quedó muy bonita, lo feo son los enormes topes que en cada calle pavimentada construye el alcalde Américo Zúñiga Martínez sin consentimiento de los vecinos, despertando mentadas incesantes en conductores de todo tipo de vehículos.

[email protected]
Twitter @loshunos
Facebook LosHunosAtila