Familiares y amigos se han reunido para acompañar el cuerpo del periodista Cándido Ríos Vázquez en la comunidad de Juan Díaz Covarrubias perteneciente a Hueyapan de Ocampo, sitio donde fue asesinado la tarde de este martes junto con dos hombres más.

Agencias/El Dictamen

Las personas cercanas al comunicador se encuentran consternados por lo sucedido.

Su viuda Hilda Nieves Martínez, asegura que su esposo no temía por su vida, luego de las amenazas en su contra, pues se sentía protegido y resguardado por los mecanismo de protección de la Secretaría de Gobernación y un teléfono satélite que le habían entregado para saber su ubicación.

“Aquí todo el mundo lo quería, puede preguntar con todos, el no se metía con nadie, él decía que no pasaba nada, que estaba resguardado, por que traía un teléfono satélite y mira, ¿de qué le sirvió?” indicó con lágrimas en los ojos.