Mario E. Durán/El Dictamen

Uno de los motivos por los que me llama la atención el cine mexicano, es que podemos encontrar historias diversas, en donde lo sencillo resulta ser más atractivo y nos sirve como un respiro de las grandes producciones a las que nos tiene acostumbrados el Hollywood carente de ideas originales, además tenemos que apoyar nuestro cine para que este logre una proyección más aceptable, tal cual es el caso de “Casi una gran estafa”, que hoy tiene su estreno a nivel nacional en 400 pantallas, algo importante a considerar debido a la eterna problemática por la que muchas cintas de nuestro país padecen previo a su arribo a la salas, donde o bien no se cuenta con la distribución adecuada y debemos esperar meses por verlas, o estas no pisan los cines.

Dirigida por Guillermo Barba y producida por Roberto “Bobby” Krummel, Santiago Garcia Galván y Alex Garcia, está coproducción de Papalote Films e Itaca Films fue rodada en noviembre y diciembre del 2015, por lo que en este 2017 tenemos la oportunidad de disfrutar las actuaciones de Juan Pablo Medina, Zuria Vega, quién es la responsable de manejar varias metáforas; Adriana Paz, Christopher Von Uckermann, Daniel Hadad, Roberto Duarte, Mariana Burelli, Roberto Aguirre, Elsy Reyes, Alberto Guerra, Gonzalo Garcia Vivanco y Fernando Becerril, todos siendo parte de una comedia de enredos con personajes tan distintos y caricaturescos con los que fácilmente nos podemos identificar.

Es la historia de un robo fallido, muy original, bueno casi original y de cómo se intentó copiarlo para hacer una película también muy original, bueno casi o algo así. Personajes que se copian unos a otros con la intención de sobresalir. Es nuestra vida inmersa en piraterías cotidianas, que nos llevan irremediable y cómicamente al fracaso.

“Casi Una Gran Estafa” es una divertida comedia en la que tres amigos deciden cometer el robo perfecto pero algo sale mal y Adalberto (Juan Pablo Medina) termina en la cárcel, Rubén (Daniel Haddad), quien queda libre, vende la historia del robo. Todo parecía ir en orden hasta que comienza el rodaje de la película y Adalberto se entera. Alejandro (Christopher Von Uckermann), un reportero que ha sido enviado a cubrir el rodaje de la película tratará de descubrir el misterio que hay detrás de está original historia, bueno casi original historia y es así donde toda la verdad comienza a salir a flote.

La invitación se hace para que asistan y disfruten de esta historia en donde las risas están garantizadas cortesía los enredos por los que pasan sus protagonistas, reflejado desde el punto de vista de detrás de la filmación de una película y las opiniones del poder que siempre ha tenido la prensa, pasando por las desventuras de un grupo de personas que hicieron mal las cosas de inicio y esto los lleva a malas conclusiones; todos tienen un destino, algunos mejor que el otro, pero cual reflejo de la vida, aborda uno de nuestros peores males: copiar al otro con el objetivo de parecer originales, aprendiendo que lo mejor es ser tú y no una copia chafa de alguien más.