LOS GRIEGOS DE LA ANTIGÜEDAD QUE SE SIRVIERON CON LA CUCHARA GRANDE
La palabra ECLIPSE viene del griego “Ekleipsis” que significa “desaparición”, “abandono”. Fenómeno en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro.
Para nuestro consuelo y acervo cultural, los mayas ya conocían el origen de los eclipses (de sol y de la luna) y podía predecirlos con asombrosa exactitud cronométrica. Ergo, eran unos fregones.

EL JUEVES 11 DE JULIO DE 1991 MÉXICO EXPERIMENTÓ UN ECLIPSE TOTAL DE SOL
Ese lo viví en persona y a todo color. Como fue en plena época vacacional casi toda la población la pudo ver a lo largo del territorio nacional, como también en Centro y Sur América. En nuestra entidad en donde se experimentó en calidad de total fue en Orizaba. A invitación de mi gran amiga Doña Lala, suegra de mi hermano Gerardo tuve la oportunidad de ver tan maravilloso fenómeno celeste en toda su magna expresión. El día se oscureció, las luces del alumbrado público se encendieron pues se hizo efectivamente de noche por algunos minutos, tal y como lo narran en las notas informativas los animales comenzaron a adoptar actitudes que realizan por lo regular a la hora de irse a dormir. Este eclipse fue justamente llamado “el del siglo”, pues al menos yo, había visto parciales, pero nunca uno total. Para variar, en aquellos ayeres al igual que hoy se suscitaron toda una serie de comentarios (no obstante el avance tecnológico actual) a cual más absolutamente retardatario en el tiempo, pues a pesar de ser hoy por hoy la mejor expresión de la era contemporánea de todas maneras salieron los aurúspices y agoreros del apocalipsis, vertiendo ignorancia por doquier con un fenómeno que todavía causa extrañeza y no por ello la gente debería de estar aún pensando en el fin del mundo como sucedió antaño cuando no había información sobre estos fenómenos y los que la poseían eran unos cuantos y porque no existían los medios de comunicación tan rápidos como en el presente, pues en esos ayeres la gente estaba desinformada y creían a pie juntillas el fin del mundo había “empezado” estar “desapareciendo” el sol o “la luna se comía al sol”.

TODA UNA CONDICIÓN HUMANA
Pues a cómo se dieron los aconteceres el día de ayer y se siguen aún dando, gran número de personas anda tan despistada como antaño y al parecer gozan con tal actitud pues en lugar de adoptar posiciones realistas y apegadas al conocimiento científico, prefieren comportarse como en la prehistoria o en el Medioevo.
Eso sí, hubo muchos entusiastas (como quien esto escribe) que realmente disfrutamos el fenómeno hace 26 años (¡Buaaaaa! ¡Yo tenía 37 años de edad!). En la ciudad de Veracruz no fue una oscuridad total, pero me contaron parecía el crepúsculo y de pronto pareciera en las calles y aceras se reflejaba una especie de sombras como si se tratara del reflejo de flamas. Al otro día, hubo todo tipo de comentarios y explicaciones sobre tan magnífico fenómeno celeste.

El de ayer fue incuestionablemente extraordinario también, sobre todo para las generaciones que aún no experimentaban uno de tal magnitud y lo sucedido sin cuestionamiento alguno sobrecogió a gran número de personas, creo más aún en donde fue en calidad de total.

¡Y DE QUE LLEGO!… ¡¡¡LLEGO!!!
Para quienes fue un tanto decepcionante no haber presenciado desde su casa y entorno un eclipse total de sol, no se angustien mucho, pues de tener suerte, edad suficiente y no tener el infortunio de encontrarse a la calaca en el camino en los próximos siete años, el 8 de abril de 2024 tendremos el gusto, goce y disfrute de tener otro eclipse total en Mexicalpan de las Tunas. Así que vayan invirtiendo en unos muy buenos lentes o guarden los que con tanto denuedo trataron de ver ayer oscurecerse el disco solar, pues en un “pestañazo”, con toda seguridad estaremos leyendo a otra generación de apocalípticos prediciendo “ahora sí” el fin del mundo. Para ese entonces yo ya tendré ¡70 leperísimos años! Y estaré incuestionablemente en calidad ya de “canica”, por haberme acercado más al hoyo y ¡Claro de que para mí en ese entonces el mundo lo veré con otra perspectiva!, pero eso sí, con gran entusiasmo de volverme a chutar otro eclipse total de sol ¡¡¡HOJAS PETRA!!!

http://losbuenosdias.blogspot com
correo:[email protected]