*Se presenta como trata de personas, explotación sexual y laboral, mendicidad, matrimonios y servidumbre forzada
*Reclutamiento forzado de migrantes, menores y adolescentes por parte de delincuentes

Flor de Jesús Meza Cano/El Dictamen
Aún y cuando la Constitución lo prohíbe, la esclavitud en México persiste, sólo se ha modernizado y se presenta como trata de personas, explotación sexual y laboral, mendicidad forzada, matrimonios forzados y servidumbre forzada, reclutamiento forzado de migrantes, menores y adolescentes, por grupos delincuenciales, dijo el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Veracruz y director del Museo Regional de Palmillas en Yanga, Fernando Miranda Flores.

“Las nuevas formas de esclavitud, tienen que ver con las actitudes de delincuenciales, la prostitución forzosa, el trabajo asalariado en condiciones fuera de la ley, que se da lamentablemente en algunas regiones y que de repente parece denunciado, el tráfico de indocumentados que son obligados a involucrarse en actividades ilícitas, entre otras”, comentó.

Entrevistado por EL DICTAMEN, Miranda Flores, dijo que lo mismo sucede con la discriminación, que aún no ha sido abolida, debido a que se continúa registrando en el ambiente laboral.

Detalló que desde la Independencia de México, se declara que todos somos iguales y que José María Morelos y Pavón, define con claridad en los Sentimientos de la Nación, sin embargo en México persiste la pigmentocracia.

Citó como ejemplo que una piel blanca, tiene mejores oportunidades, sin importar el terreno donde se desarrolle.

“Entre más blanco sea usted, parece que tiene mejores opciones y oportunidades, tenemos que combatir eso, desde hace siglos se vienen discutiendo si somos varias razas o es uno solo el género humano y que sólo se puede combatir con educación”, comentó.

Explicó que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), está realizando una campaña muy fuerte para formar niños y jóvenes que aprendan a no discriminar, sin embargo se deben de reforzar las estrategias, ante la fuerte presión social que existe en el país.

“Por medio de educación, exposiciones, documentales y debemos de poner un granito de arena para poder combatirlo”, concluyó.