*Antes los veracruzanos eran muy solidarios, amistosos y alegres, pero la inseguridad ha transformado a todos, opinan

*Antes apreciaban familias conviviendo afuera de sus casas y niños jugando, ahora los “Millennials” giran alrededor del Internet y videojuegos

Flor de Jesús Meza Cano/El Dictamen

Hace 50 años o un poco más, Veracruz era un estado muy diferente. Ya caída la tarde, se podía apreciar a familias completas conviviendo a las afueras de sus casas y los niños gritando y corriendo sin parar en las calles y callejones sin pavimentar, porque era la hora de jugar a La víbora de la mar, Doña Blanca, El burro castigado, Las escondidas y demás juegos tradicionales, que quizás los “Millennials” o generación del milenio, ni recuerda porque su mundo gira alrededor del internet y los videojuegos.

Entrevistados por EL DICTAMEN, en el marco de la celebración del “Día del Abuelo”, estas personas de cabello cano y voz pausada, que son el pilar fundamental en la educación de los nietos y que transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño y estabilidad, recuerdan con nostalgia y añoran la paz perdida en Veracruz.

A la pregunta ¿qué es lo que más extraña de Veracruz? Doña Antonia Elvira Filidor, quien a sus 97 años, posee una fortaleza enviadiable, respondió tajante “extraño la paz”.

Doña Antonia Elvira Filidor, con 97 años de edad, con nostalgia recuerda el viejo Veracruz.
Doña Antonia Elvira Filidor, con 97 años de edad, con nostalgia recuerda el viejo Veracruz.

Relató que antes los veracruzanos eran muy solidarios, amistosos y alegres, sin embargo la inseguridad que prevalece en el país y que lamentablemente ha alcanzado a la entidad veracruzana, ha transformado a todos.

“Antes salías sin miedo, ahora hay temor por todo y ves enemigos donde no los hay, la gente anda a la defensiva, al manejar, al caminar, Veracruz ya no tiene nada de lo que era antes, ya no es el mismo, la gente era muy solidaria, buena y amistosa, ahora todo es distinto, antes salía sin miedo y ahora es un temor, saca uno los pies de la casa y dice en el nombre del Señor que regrese con bien”, comentó.

Por su parte, el señor Ricardo León López, aseguró que desde 1958 vive en Veracruz, de joven trabajaba en una draga que estaba ubicada en el muelle y posteriormente trabajó en el Astillero, donde laboró 25 años.

Ricardo León López, recuerda el ambiente familiar en celebraciones como la del Carnaval.
Ricardo León López, recuerda el ambiente familiar en celebraciones como la del Carnaval.

A sus 87 años, recordó que junto con su esposa y siete hijos (todos casados y con su carrera profesional), decidieron radicar en el puerto, por su belleza y tranquilidad.

Recordó que el ambiente del Carnaval de Veracruz, era familiar y no había tanto “desfiguro”.

“Veracruz era muy tranquilo y feliz, cuando venían los carnavales en el 50 y tanto, eran muy bonitos, eran familiares y no había tanta maldad, venían estudiantinas y la Sonora Matancera, siento nostalgia, porque no había tantos bandidos y no como ahorita que ya no puedes andar en paz”, comentó.

Por último, la señora Maura Pérez Aveldaño, quien tiene 50 años de vivir en Veracruz y a sus 75 años, recordó que anteriormente la gente podía salir de sus casas a las 11:00 y 12:00 de la noche y ahora existe una especie de “toque de queda” que las mismas familias se imponen por seguridad.

Maura Pérez Aveldaño, comentó que tiene más de 50 años viviendo en Veracruz, ella es originaria de Monterrey.
Maura Pérez Aveldaño, comentó que tiene más de 50 años viviendo en Veracruz, ella es originaria de Monterrey.

“Tengo más de 50 años que llegué a Veracruz, somos de Monterrey y estaba muy bonito antes, salíamos a las 11 y 12 de la noche y no pasaba nada, ahora no puedes salir ni a las 10 de la noche porque ya te agarran por ahí, te asaltan”, comentó.

Explicó que todos los veracruzanos, sin importar la religión que procesan, se deben de encomendar a Dios y rezar para que la paz regrese a la entidad veracruzana.

“Hay que pedir a Dios, Virgen de Guadalupe, la Virgen de Juquila, que componga todo y debe empezar en nosotros”, comentó.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que la población de adultos mayores entre 60 años y más, suma 12.4 millones de personas.